¿1,2 millones de euros para seguir destrozando El Bosque?

Redacción: @BejarEuropa

 
  • La «legislatura de El Bosque», tan pregonada por el alcalde, ha causado más daños en el BIC que los acumulados en cinco siglos de historia

El Grupo Cultural San Gil y la Plataforma para la Defensa de El Bosque de Béjar (PDBB) cuestionan la idoneidad de los proyectos millonarios financiados con fondos europeos que pretenden ejecutar la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Béjar en Jardín Histórico de El Bosque (declarado Bien de Interés Cultural -BIC-), habida cuenta de los graves daños patrimoniales que se han causado en intervenciones anteriores.

El Grupo Cultural San Gil y la PDBB solicitaron hace tiempo consultar la propuesta o proyecto presentado ante las instituciones europeas para optar a los fondos del programa Interreg V, pero las autoridades locales y regionales, como es su costumbre últimamente, denegaron tal consulta.

Ahora que se ha publicitado la concesión y entrega de dichos fondos, tanto la propuesta como los proyectos técnicos son a todos los efectos documentos públicos y sus promotores están obligados a facilitar su consulta y obtención de copia de acuerdo con la legislación vigente (estatal y europea), lo que permitirá su examen por expertos en jardines históricos y especialistas en el caso concreto de El Bosque de Béjar, a los que, por cierto, en ningún momento se han dirigido sus promotores y redactores: ¿cómo se puede elaborar un proyecto decente para un BIC-Jardín Histórico sin contar con quienes llevan años investigando sobre él o sobre este tipo de bienes culturales?

Estas deficiencias de partida, sumadas a los resultados fallidos de otras campañas de rehabilitación y restauración precedentes, en algún caso con graves perjuicios sobre el BIC, permiten sospechar que la intervención en ciernes pueda ocasionar nuevos daños en esta villa de recreo única en España, y además a costa del dinero de los españoles y demás europeos: cuando no se está capacitado para intervenir en un BIC tan frágil, más dinero equivale a mayores daños, y El Bosque no está para soportar semejante cadena de despropósitos.

La «legislatura de El Bosque», tan pregonada por el alcalde, ha causado más daños en el BIC que los acumulados en cinco siglos de historia, con intervenciones tan absurdas como el «jardincillo» pedregoso al norte del palacete (¡inacabado después de 16 meses de obras!: véase la foto adjunta) o el reciente porche-invernadero, invenciones inaceptables que tendrán que ser demolidas para recuperar la autenticidad de este lugar tan maltratado.

Tan pronto puedan ser examinados la propuesta y proyectos que se anuncian, el Grupo Cultural San Gil emitirá un informe que será difundido a los medios de comunicación y elevado al Órgano Competente, a las instituciones europeas que han concedido los fondos y a los órganos consultivos previstos en la vigente Ley de Patrimonio, de modo que, en caso de que los proyectos sean inadecuados o perjudiciales para el BIC, se pueda detener su ejecución antes de gastar un solo euro de dinero público.

El Grupo Cultural San Gil lleva 26 años defendiendo esta villa suburbana de recreo de la especulación inmobiliaria, de ideas megalómanas como campos de golf, hoteles y paradores, de la desidia municipal y de intervenciones de rehabilitación funestas. La Plataforma lleva casi 5 años en la misma lucha. Ahora toca defenderlo de un proyecto sin garantías que la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Béjar han llevado con absoluto secretismo. Esperamos que la ciudadanía también se muestre crítica con este tipo de proyectos y exija de la administración intervenciones adecuadas a las características del BIC, pues se hace a costa de su bolsillo.