Editorial 492 | «Nadie viene a calentar el asiento», para eso ya está Riñones

Redacción: @BejarEuropa

 
  • Riñones ha puesto el nivel tan bajo que cualquiera puede hacerlo mejor

BÉJAR EN EUROPA publicó hace pocos días un sondeo virtual donde resultó elegida como respuesta mayoritaria que la socialista Elena Martín Vázquez es «la persona más adecuada para gobernar Béjar» y Riñones fue el candidato peor considerado, superado por todos los demás postulantes a la alcaldía bejarana (y quedando sólo por encima de la opción ‘ninguno’).

Ahora bien, y en base a los estudios estadísticos también difundidos por este digital, el PP, aunque perdería la mayoría absoluta, continuaría ganando con un 28,92% de los votos.

No entraremos a valorar las listas de las candidaturas presentadas. Hay de todo, como en botica. E incluso hay quien ni siquiera ha logrado confeccionarlas o han renunciado directamente a presentarse: Vox y CxByC. Desconocemos a cuál corresponde cada causa, o ambas.

Finalmente son 5 candidaturas, 2 menos respecto a 2015: Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía (Cs), Tú Aportas (TAB), Partido Popular (PP) y Entre Todos Izquierda Unida (IU). Enumeradas por riguroso orden de publicación oficial (aclaración para los hooligans más imbéciles).

Con mayor o menor acierto, todas fueron presentadas a bombo y platillo, en la vía pública o en el Centro Municipal de Cultura San Francisco. Todas, excepto Cs.

Son normales las arengas internas a sus simpatizantes y afiliados durante esos actos. Si no se espolean entre ellos antes, ¿cómo van a animar para que voten a su partido? Pero hay una manifestación que nos ha hecho especialmente gracia:

Riñones (PP) les dijo a los componentes de su candidatura (sic): «Nadie de esta lista viene a calentar el asiento, nadie» (20:32 en el vídeo). Le faltó añadir que, para eso, ya está el.

No quiere competencia entre su candidatura que ponga en peligro su título conseguido en Valladolid a costa de los bejaranos. En eso de calentar el asiento, él es el experto.

Así le definieron en La Gaceta Regional de Salamanca, y así se lo reconocieron los periodistas parlamentarios con el Premio Mudito, por calentar el asiento/banquillo en las Cortes de Castilla y León.

Resulta cómicamente chusco, y descaradamente cínico, que el conocido en toda la comunidad autónima «como el calientabanquillos», «mudito» durante 16 años en las Cortes de Castilla y León, promulgue a sus correligionarios que «nadie viene a calentar el asiento».

¿Únicamente en Valladolid? Nos consta que esa ‘introversión’ se extiende también a su presencia en los Plenos de la Diputación de Salamanca. Eso sí, deja aparcada su ‘timidez’ para cobrar las más que generosas asignaciones públicas.

Hasta mayo de 2019: Habrá recibido retribuciones por 20 años como alcalde Béjar, más otros 4 años de concejal en la oposición, más 8 años de diputado provincial, y más 16 años como procurador en las Cortes de Castilla y León. Y todo ello sin tener en cuenta el importe mensual de su pensión por ser jubilado de Telefónica.

Cada cual puede hacer sus cuentas conociendo que Riñones se embolsó en 2017 un total de 45.572,45 euros de dinero público (una media de 3.797,70 euros al mes) entre las asignaciones de la Diputación de Salamanca, sus organismos autónomos, y como alcalde de Béjar.

No está nada mal por calentar el asiento en las Cortes y en la Diputación: Riñones ha puesto el nivel tan bajo que cualquiera puede hacerlo mejor. 

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola