Editorial 501 | Estúpidas comparaciones

Redacción: @BejarEuropa

 
  • Para ver buenas películas de Sci-Fi, abónense a un canal de pago

Extrapolar los resultados de las elecciones generales a la política local es de una estulticia extrema. Hacer esta pueril, demagógica y simplista operación es tan absurdo como comparar vehículos de F1 con los participantes en el París-Dakar. Y en el caso de Béjar más todavía.

Arrogarse una clara victoria cuando se ha ganado por un pírrico margen de 166 votos frente al segundo, y dando por supuesto un acuerdo con otra formación política cuando se han demostrado incapaz de llevar a cabo ningún pacto anterior de investidura, roza la ignorancia y la necedad supinas. Máxime cuando se hace una lectura tan ridícula adjudicando directamente esos resultados a la gestión municipal.

De todos es conocido que a nivel nacional se votan otros candidatos distintos a los locales. Son incomparables tanto el carisma de candidatos (sin desmerecer a nadie), así como la capacidad e infraestructura en el ámbito de la propaganda electoral (aunque durante tantos años se hayan subvencionado con dinero público a determinados medios de comunicación a nivel local y provincial).

También son distintos, por cantidad y calidad, los partidos en liza: En las municipales se presentaron un total de 5 formaciones políticas, mientras que en las generales se podía optar por 12 para el Congreso de los Diputados. Es decir, 8 partidos más teniendo en cuenta que, obviamente, para estas últimas no se presentó un partido localista que tiene una representación del 12% en la Corporación Municipal. Además, la tercera fuerza política elegida por los bejaranos en estas generales no participó en las municipales de abril.

Por otra parte, si hiciéramos caso a esa idiotez de extrapolación y en un imaginario reparto con los votos de la generales del 10N, tanto PP como PSOE obtendrían el mismo número de supuestos concejales cada uno (6). Ambos dependerían totalmente de terceros para alcanzar un acuerdo de gobierno con una Corporación Municipal fraccionada en 5 partidos. Es más, el PP perdería dos representantes y Cs seguiría manteniendo su edil.

En conclusión:

Para ver buenas películas de Sci-Fi, abónense a un canal de pago y dejen de soñar despiertos hasta mayo de 2023. Los únicos epílogos mínimamente claros son: El PP vuelve a retomar la hegemonía perdida el 28A por tan sólo 166 votos de diferencia, el PSOE aguanta más o menos bien conservando sus cifras anteriores, la escalada de Vox es debido a que muchos votantes de PP y Cs siguen buscando otra alternativa, y Unidas Podemos tiene mucho más tirón nacional que local.