El 60% de los consultorios cerraría con el nuevo modelo sanitario rural

Redacción: @BejarEuropa

 

Los socialistas Diego Moreno e Inmaculada García aseguran que el modelo de la Junta “hará más grande la brecha entre la sanidad rural y la urbana y ayudará a morir a los pueblos»

El PSOECyL ha exigido a Mañueco la retirada del modelo de asistencia sanitaria en el medio rural elaborado por la Junta porque supondría el cierre de 2.215 consultorios, 6 de cada 10, dejando a los municipios de menos de 200 habitantes sin consultorio médico

El coordinador del área de Sanidad, Diego Moreno, y la portavoz del área, Inmaculada García, denunciaron hoy en rueda de prensa que el documento para la asistencia sanitaria en el medio rural nace sin diálogo ni consenso y supone un recorte salvaje a la sanidad pública en términos económicos y de prestación de servicios”.

“Únicamente cuenta con el respaldo de los partidos que sustentan al gobierno de la derecha PP y Cs y no se ha contado con la participación de organizaciones sindicales ni profesionales”, señaló Diego Moreno, quien explicó que el modelo además pretende funcionar con prácticamente la mitad de las plantillas y aleja los consultorios de agrupación del medio rural ya que los pacientes tendrían que desplazarse a una distancia de media hora en coche, “lo que más que un freno a la despoblación es un aliciente para la despoblación en el medio rural” .

Moreno calificó el documento de la Junta de “trampantojo” por ser, dijo,” una mezcla de medias verdades que configuran una gran mentira” y aseguró que el PSOECyL va a defender los consultorios locales en el medio rural cumpliendo la palabra dada por el secretario general y portavoz en la Cortes, Luis Tudanca, de que los socialistas vamos a mantener la sanidad en el medio rural.

El representante socialista incidió en que cualquier reforma que se haga en materia de sanidad tiene que partir del diálogo con los agentes sociales y contar con el consenso de las fuerzas políticas además de llevar aparejada un incremento de la inversión y una memoria económica que la sostenga, por lo que exigió al Gobierno e Mañueco que “retire su propuesta y vuela diálogo establecido en la pasada legislatura.”

En esta línea, señalo que el PSOE no acudió al “pacto de las derechas “por tratarse de un pacto que recorta la sanidad mientras se perdona impuestos a los más ricos de Castilla y León” y anunció que Grupo Parlamentario Socialista presentará una “batería de propuestas para obligar a la Junta a dar marcha atrás un plan que de llevarse a cabo supondría el cierre de 6 de cada 10 consultorios que hoy funcionan en Castilla y León.”

Por su parte, la portavoz de Sanidad, Inmaculada García acusó a la Junta de no haber tenido en 17 años ningún plan para formar y retener médicos y cubrir vacantes y presentar ahora “un modelo que hará más grande la brecha entre la sanidad rural y la urbana y ayudará a morir a los pueblos “