En ningún sitio del mundo atan los perros con longanizas.

Redacción: @BejarEuropa

 

JOSÉ MATEOS MARISCAL | Emigrante

Hoy quiero hablar de lo que puedes hacer con dinero en Alemania. ¿Quién no ha querido ser Michael Schumacher por un día?

José Mateos Mariscal

Muchos españoles tienen la idea que en Alemania regalan los BMW y los Mercedes. El sueño hecho realidad, como podéis comprobar en el precio, no coincide con el mito nacional español.

Ford nos reveló de manera oficial la nueva edición de su vehículo más icónico, el Mustang, que en esta ocasión se presenta con un diseño exterior más imponente y con mejoras aerodinámicas con el fin de mejorar su destreza en las curvas tanto de pista como de calle. Además, tiene cuatro versiones disponibles para este modelo, Ecoboost, V8 transmisión manual, V8 transmisión automática y V8 transmisión automática convertible para que te despeines con sus agresivos 460 caballos de fuerza.

¿Recuerdas esa sensación que te embarga cuando recoges tu coche nuevo? Recién sacado del concesionario o no, la excitación, satisfacción, la tentación de dar rienda suelta a sus habilidades y empezar a familiarizarte con tu juguete es una de las mejores emociones para cualquier amante de la gasolina.

Siempre digo y diré que en Alemania, si tienes dinero, puedes llevarte puesto desde un Rolex de 60.000 euros a un Ferrari de 400.000 euros.

El mito de que en Alemania regalan los BMW y los Mercedes no existe. Lo bueno vale dinero. Alemania está repleta de sorpresas en el mercado. Podemos encontrar de todo lo que la imaginemos, llevárselo puesto es el eslogan favorito de los alemanes. En ciudades como Remscheid, Wuppertal, o Solingen tenemos un surtido de segunda mano impresionante. Podemos hablar de coches de alta gama, de maquinaria de construcción industria textil ,tecnología, coches fúnebres

Sigue siendo un buen mercado para buscar buenas ofertas, pero no creas que alguien compró un coche en Alemania por la mitad de precio de lo que le pedían en España. Lo más probable es que sea mentira y una exageración y, aunque el precio de compra sea cierto, habría que ver bien el coche que ha comprado.

En Europa hay varios mercados, y uno de los más importantes es el alemán, donde cada año se matriculan casi cuatro millones de automóviles, el triple que en España pese a que su población es poco más de el doble. Esto indica que es un mercado con mucho más movimiento que el de España.

Tradicionalmente Alemania ha sido siempre «el paraíso» para aquellos que buscaban un coche usado, sobre todo de gama media/alta. Todavía sigue siendo un buen mercado para buscar buenas ofertas.

Has de tener en cuenta que el coche que compres, para poder ser matriculado en España, tendrá que tener contraseña de homologación europea (reflejada en el anterior documento), que casi con toda seguridad la tendrá si se trata de un coche de una marca alemana. La contraseña de homologación europea es el código que aparece en la casilla ´K´ del Certificado de Registro Alemán. Asimismo, necesitarás el certificado de conformidad Europeo (COC), documento proporcionado por el fabricante que especifica las características del vehículo, y será necesario presentar en la ITV. Lo normal es que un coche alemán la tenga pero, en caso de que no, deberás pedírsela al fabricante que te cobrará unos 200 euros por ella. En ningún sitio del mundo atan los perros con longanizas.