GRÁFICOS | Béjar rompe con el tradicional aumento del paro en agosto

Redacción: @BejarEuropa

 
  • Durante los meses de agosto de los últimos 4 años, en Béjar se había producido un incremento notable del desempleo

En un mes estacionalmente pésimo para las cifras del empleo a todos los niveles, pero este año Béjar ha registrado un mínimo descenso en el paro, yendo en contra de la tendencia nacional y provincial. Cabe recordar que, hace unos meses (en marzo), era al revés: mientras el desempleo bajaba en todos los ámbitos, en la ciudad textil subía un 0,58% en la relación intermensual y se acrecentaba hasta un 1,87% en el primer trimestre de 2019.

Con tan solo una persona menos inscrita como demandante de empleo en la Oficina del ECyL durante el mes de agosto, quedan inscritas un total de 1.499 personas, y se produce una bajada de apenas el 0,07% en la relación intermensual.

No obstante, aunque mínimo, este dato rompe con la tendencia del aumento del paro en este mes de agosto durante los últimos 4 años:

En Salamanca:

220 personas más en desempleo alcanzando los 21.234 parados. De ese total, el 51,34% no perciben ningún tipo de ingreso.

Se han realizado un total de 9.715 contratos, un 22,77% menos que el pasado mes de julio y 1.256 contratos menos que en agosto del 2018. Del total de contratos realizados en agosto, un 93,10% fueron temporales.

Bajada de 368 cotizaciones en la Seguridad Social (121.621).  El régimen de autónomos, con 26.695 cotizaciones, vuelve a perder empleo con una bajada de 65 autónomos menos que en el mes pasado, quedando 94.924 cotizaciones en el régimen general.

El Sector Servicios vuelve a cobrar el protagonismo negativo de la grave destrucción de empleo que se ha sufrido, con un incremento de 209 personas más en paro, el Sector de la Construcción aumenta el número de parados en 43, mientras que solo desciende el número de personas en paro en el Sector de la Agricultura con 17 parados menos y en la Industria con 8 menos.

Para CCOO:

«Vamos a comenzar a poner en marcha los mecanismos de control y denuncia necesarios para asegurar el cumplimiento del Real Decreto de registro obligatorio diario de la jornada de trabajo en las empresas. Es inasumible esta situación, que está suponiendo que se siga destruyendo empleo y generando, el poco que se genera, de una pésima calidad, mientras nos consta como las jornadas diarias de trabajo en algunos sectores, son inacabables por la cantidad de horas extras que se realizan y por qué, además, más de la mitad de ellas no se cobran ni se compensan con descansos».