¿Quién tiene que dar explicaciones sobre La Covatilla?

Redacción: @BejarEuropa

 

ALBERTO SEGADE ILLÁN | CxByC

El nuevo equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Béjar comparecerá en el próximo Pleno, a petición de los grupos del PP y `Tu Aportas´, para informar sobre el estado y situación de la estación de esquí. Nos parece bien que se pidan explicaciones, porque La Covatilla es un factor económico de importancia en la ciudad, cuya actividad repercute en la de muchos negocios y establecimientos.

Sin embargo,  también nos parece necesario remarcar, en este caso concreto, que las explicaciones que faltan son las de quienes durante cuatro años han gestionado estas instalaciones de manera palmariamente ineficaz e irregular, como es evidente. Ahora se conoce de manera oficial que la `gran revisión´ del telesilla, que debería haberse completado en 2014 (como CxByC denunció entonces), está todavía pendiente de concluir; por lo tanto durante todos estos años la seguridad de los usuarios no estaba reglamentariamente garantizada.

Cuando, en el mes de junio, se produjo el relevo en el gobierno municipal, la estación de esquí  carecía de plan de mantenimiento y dotación presupuestaria para llevarlo a cabo. Tampoco había dotación económica para la reposición y reparación de maquinaria. Además, revisadas las cuentas de los últimos cuatro años, se detectó un fuerte déficit en la explotación del servicio, lo que es ilegal, según la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Pero no es esta la única irregularidad de carácter grave que requiere explicaciones por parte del anterior equipo de gobierno, ya que el Ayuntamiento de Béjar fue requerido el año pasado por La Agencia Tributaria por no aplicar el I.V.A. en sus tarifas.

También deberían explicarnos cómo, durante estos últimos cuatro años, todos los puestos de responsabilidad en la estación de esquí han sido designados a dedo, sin publicidad ni concurrencia pública, así como algunas contrataciones y dotaciones. Igualmente es necesario aclarar el importe económico empleado en pagar abogados, costas y gastos judiciales en multitud de procesos perdidos por el ayuntamiento, que solo obedecían al empecinamiento en ocultar responsabilidades que, al final, han quedado patentes y que pagaremos, con intereses, todos los bejaranos.

Además de todo lo anterior, resulta que la estación se recibió en deplorables condiciones, con maquinaria prácticamente inservible, sin plan comercial ni de márketing, con un dominio esquiable reducido en el 20% y bajo mínimos en relación a su imagen y posición estratégica en el sector del esquí. Un panorama desolador. Por no hablar de la ausencia de Plan de Vigilancia Ambiental o la depuradora de aguas residuales inutilizada.

Hay muchas explicaciones pendientes en torno a La Covatilla y está claro quien tiene que aclarar todas ellas, con todas las responsabilidades que pudieran derivarse. Cabe preguntarse por qué no se han pedido antes, cuando CxByC lo ha venido denunciando, y demostrando, reiteradamente, como, por ejemplo, en el caso de las ordenanzas fiscales donde se computan los gastos de personal, de manera arbitraria, según “los datos facilitados verbalmente por el Sr. Alcalde” sin precisar qué datos son esos ni cómo se justifican.

Cuando todo esto se trate en el Salón de Plenos el próximo jueves, es probable que esté nevando copiosamente en la Sierra, con  lo que, quizá, se podría esquiar este fin de semana, o el próximo; lo que sería sensato esperar en condiciones normales y si el anterior equipo de gobierno hubiera hecho sus deberes, pero ya veremos si es posible. Esta es la respuesta que esperan, por parte del actual equipo de gobierno los ciudadanos y empresarios que confían ver las pistas abiertas, cuanto antes, esta temporada.