70 logros… y me quedo corto

Redacción: @BejarEuropa

 
  • Sólo le ha faltado decir que el Sr. Riñones puso la primera piedra de la muralla y plantó el primer castaño

José Luis Rodríguez Celador

JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ CELADOR | Secretario General de la Asamblea Socialista Bejarana y Concejal del Grupo Municipal Socialista

Me he levantado a las 07:45 horas, me he tomado un café y era mi intención comerme una tostada, pero me he desayunado con los 70 logros del Partido Popular de Béjar y Alejo Riñones. Casi ná.

Aunque bien mirado, 70 medidas en 20 años son 3,5 medidas al año, que tampoco la media es para sacar pecho… Y eso que entre los logros que se autoadjudica el Sr. Alcalde están, ni más ni menos, que “el Convento de S. Francisco, el ARCH, el PGOU, el Instituto Rio Cuerpo de Hombre, el segundo ciclo de estudios de la Escuela de Ingeniería, el Camino Verde, el parquing de El Murallón, el Centro de Hemodiálisis, el Centro de Salud, el servicio de gas natural…”

En fin, que sólo le ha faltado decir que el Sr. Riñones puso la primera piedra de la muralla y plantó el primer castaño de El Castañar.

Os decía que me he levantado a las 07:45, he desayunado, he visto la prensa en el ordenador y a las 08:30 estoy escribiendo esto, pero lo cierto es que ver las 70 medidas me ha inspirado, así que os voy a contar mi mañana, y todo lo que he conseguido, a ver si cuela:

  • Instalación de colchón, canapé y edredón, entre otros.
  • Instalación de la luz eléctrica (podéis llamarlo alumbrado).
  • Instalación de agua corriente, sanitarios y cisterna.
  • Enlosado de pasillo.
  • Convenio con Brasil para la importación de café.
  • Dotación de cafetera.
  • Impartición de curso de tostado de pan (por ambas caras).
  • Master en untado de mantequilla.
  • Invención de internet.
  • Dotación de Wifi.
  • Servicio de Windows.
  • Dotación de ordenador, pantalla y teclado.

Me dejo algunas cosillas, pero no está mal para tres cuartos de hora. ¿no?

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola