Cs y PP no llegan a un acuerdo previo en Béjar

Redacción: @BejarEuropa

 
  • La figura de Alejo Riñones sería el principal obstáculo para alcanzar un pacto

Según ha podido conocer BÉJAR EN EUROPA, Ciudadanos (Cs) se ha reunido con representantes del Partido Popular (PP) en Béjar «sin llegar a ningún acuerdo previo» al próximo pleno de investidura.

En base a las informaciones a las que ha tenido acceso este digital, la figura de Alejo Riñones sería el principal obstáculo en las negociaciones para alcanzar un pacto. Para el PP, la candidatura de Riñones presentándose a renovar su cargo como regidor del Ayuntamiento sería innegociable.

Desde Cs se ha anunciado que en estos días mantendrán un encuentro con el PSOE «con el fin de perfilar posturas e intentar llegar a acuerdos en beneficio de toda la sociedad bejarana».

El voto de Cs  (1) es clave para designar al próximo alcalde de Béjar después de que TAB anunciase que apoyará a la socialista Elena Martín Vázquez en la investidura, y ésto haya provocado la creación de 2 bloques antagónicos claramente definidos: PP (8) y PSOE + TAB (8).

Con la premisa «innegociable» de Riñones como candidato del PP a la alcaldía, Ciudadanos tiene 3 opciones:

  1. Votar a favor de Alejo Riñones (PP). De esta forma validaría la continuidad en la gestión del Ayuntamiento de Béjar por parte de quien ha gobernado durante los últimos años, y cuyos resultados son de sobra conocidos por todos los bejaranos. Una de las posibles consecuencias para esta formación sería la probable pérdida de representación en sucesivas corporaciones, ya que muchos de sus votantes provienen precisamente de gente hastiada con el mandato de Riñones.
  2. Votar a favor de Elena Martín Vázquez (PSOE) junto a TAB. Esto significaría un cambio en la gestión del consistorio. La composición del equipo de Gobierno marcaría la diferencia independientemente de que la formación naranja forme o no parte de él. Al estar en franca minoría, los socialistas tendrían que consensuar, sin ninguna excepción, todas y cada una de sus iniciativas con los liberales (Cs) y los localistas (TAB). Podría hacer más lenta la toma de decisiones, pero mucho más efectiva en su finalidad a medio y largo plazo.
  3. Votar abstención. En este caso, Cs se convertiría, por inacción, en el partido responsable de que Riñones continúe al frente del Ayuntamiento de Béjar. Al haber un empate entre los dos bloques (8-8), y según la legislación vigente, gobernaría la lista más votada: El PP (y por ende, Alejo Riñones).

Una cuestión muy a tener en cuenta:

En las opciones 1 y 3 Riñones siempre tendría la sartén por el mango en caso de empate debido al denominado «voto de calidad». Por ejemplo: En caso de una decisión plenaria con 8 votos a favor, 8 en contra y 1 abstención, saldría adelante siempre lo votado por el alcalde. Así se tipifica en los artículos 21 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local, y 41 del Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales.