Opinión

Alegato por la Ley Marco para regular el servicio de bomberos

  • «Quítense de la cabeza esa idea peregrina de privatizar los parques de bomberos»

| IDOIA SANTORCUATO IGLESIAS |

Quiero expresar mi preocupación cada vez más notoria por un sector profesional como el de los bomberos.

Veo al igual que todos los ciudadanos los múltiples conflictos laborales que se suceden y con los que nos inundan día sí y día también los medios de comunicación, pero también veo que un sector esencial como los bomberos son ninguneados una y otra vez tanto por las administraciones como por los medios de comunicación.

Pareciera que se les considere un problema residual y es todo lo contrario. Como ciudadana me preocupa y mucho mi seguridad y la de los míos, imagino que como a cualquier persona de bien.

A los bomberos se les necesita en multitud de situaciones. Accidentes de tráfico, inundaciones, incendios, atrapados por derrumbes, accidentes por imprudencias (que las cometemos sin parar). Podría estar enumerando infinidad de escenarios en los que su presencia además de necesaria es de vital importancia, porque sin su intervención podríamos sufrir gravísimas lesiones o incluso morir, así de sencillo.

Por ese motivo no comprendo como administraciones y gobierno aprueban leyes cada día, algunas rozando todos los límites, pero son incapaces (no sé si por dejadez o soberbia política) de aprobar la Ley Marco que regula a este colectivo tan importante para que no tengan que lidiar cada día con falta de materiales, formación, efectivos necesarios en los parques. Pero no un par de bomberos en un parque a distancias incompatibles con la celeridad que necesita su presencia ante un siniestro. Esa Ley Marco, además, es la garantía para que todos los bomberos sean verdaderamente profesionales.

No puede ser que queden desamparados y abandonados a su suerte cuando suceden desgracias como la que arrebató la vida al bombero Eloy Palacio en Oviedo. Fue entonces cuando la administración se puso de perfil dejando a su viuda e sus hijos abandonados y en un limbo como si la cosa no fuera con ellos. Gracias a la respuesta de todos los bomberos de España la familia de Eloy Palacio ha tenido un nuevo comienzo. Eso son compañeros que dan respuesta y lo demás es pura incompetencia.

Y quítense de la cabeza esa idea peregrina de privatizar los parques de bomberos, no son restaurantes. Son un servicio público y esencial que los ciudadanos necesitamos.

Ustedes no sé, pero los demás comprendemos y asumimos que una parte de nuestros impuestos debe ir dirigida al correcto mantenimiento de un sector tan importante que garantiza cada día nuestra protección.

Por ese motivo y como ciudadana quiero que por fin se apruebe la Ley Marco que los regula. Es nuestra garantía como ciudadanos de disponer del mejor, el más completo y el más profesional Cuerpo de Bomberos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad