Un Bibliocajero para frenar la «desertización financiera» en 130 municipios de Salamanca

  • El coste del mantenimiento de este servicio asciende a 18.000 euros al año
  • PDF con calendario, rutas, servicios e índice de localidades

El municipio de Matilla de los Caños del Río ha sido el escenario elegido por la Diputación de Salamanca para presentar y poner en marcha una iniciativa original e imaginativa, los Bibliocajeros, para frenar la denominada “desertización financiera” a la que se están enfrentando los pequeños municipios tanto de Salamanca como del resto de las provincias españolas.

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, subrayó que este original sistema de cajeros automáticos insertados en dos de los bibliobuses que recorren de lunes a viernes la provincia salmantina para acercar la cultura “es un proyecto pionero y único en España, que va a prestar una administración pública, con un coste muy reducido, para ofrecer un servicio absolutamente necesario en el mundo rural”.

La Diputación de Salamanca, que impulsa este proyecto junto a Prosegur Cash que será la empresa responsable de la carga, seguridad y mantenimiento de los cajeros, quiere dar así una respuesta a una emergencia social que en el caso de la provincia salmantina afecta a más del 80 por ciento de los 362 municipios. “Además de llevar la cultura a los municipios que carecen de bibliotecas estables, como llevamos haciendo años, estos autobuses llevarán también dinero en efectivo para que los ciudadanos de la Salamanca rural, y especialmente nuestros mayores, que no pueden desplazarse a otros municipios, tengan acceso a un servicio tan necesario aún hoy en el mundo rural como es el disponer de dinero en efectivo”.

Javier Iglesias, que estuvo acompañado en el acto por el delegado de Cash Rural de Prosegur, Benjamín Crespo, el gerente del Servicio Técnico y Producto de Prosegur Cash Iberia, Francisco Javier Rodríguez, y el alcalde del municipio, Ciriaco Tardáguila, presenciaron junto a alcaldes de la zona y vecinos la puesta en marcha del servicio que se dispensará en los 130 municipios que tienen de recorrido cada mes entre los dos autobuses habilitados como bibliocajeros.

El primer usuario de este proyecto pionero fue el vecino de Matilla de los Caños del Río, Manuel Benito, de 88 años, que pudo utilizar este especial cajero, mientras su bisnieto, Óscar Benito, de 8 años, como cada vez que se acercaba el bibliobús, convertido ahora en bibliocajero, accedió a elegir un libro infantil entre la extensa colección de publicaciones, revistas, música y películas que dispone para todos los públicos.

Desde la Diputación de Salamanca se pretende que este proyecto piloto de bibliocajero, que espera llegue a ser tan conocido como los bibliobuses, por dar respuesta en esta ocasión a una emergencia social de los municipios, pueda ampliarse en el futuro a los cerca de 200 municipios que recorren en su conjunto los cuatro bibliobuses de los que dispone la Diputación. Municipios que en su práctica totalidad cuentan con menos de 500 habitantes y muchos de ellos por debajo del centenar.

“Queremos aprovechar sinergias, acortar la brecha entre el mundo rural y urbano. Y ante una emergencia social como es la desaparición de los cajeros, para que los ciudadanos dispongan de dinero en efectivo en sus gestiones diarias, damos esta respuesta de servicio público a través de un proyecto seguro y accesible”, subrayó Javier Iglesias, al tiempo que invitó a los ciudadanos a hacer uso del mismo.

En los últimos años, los municipios del mundo rural salmantino han visto cómo se han ido reduciendo este tipo de servicios de forma paulatina por criterios empresariales y en la actualidad de los 362 municipios de la provincia, 296 no cuentan con oficina bancaria. El coste del mantenimiento de este servicio para la Diputación de Salamanca será de 18.000 euros al año. La iniciativa resulta de un acuerdo de colaboración entre la Diputación, a través de su área de Cultura y delegación de Desarrollo Rural, y la compañía de logística y gestión del efectivo, Prosegur Cash. En este sentido, el delegado de Cash Rural de Prosegur, Benjamín Crespo, señaló que “Desde Prosegur estamos encantados de participar en esta iniciativa que ayudará a combatir la desertización financiera en las comarcas salmantinas, una de las provincias más afectadas por la desbancarización en España, al mismo tiempo que nos asociamos a una iniciativa cultural que dinamiza y facilita el acceso a la cultura a estas localidades”.

revista cajeros_PDF
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad