Editorial 496 | Al César lo que es del César

Redacción: @BejarEuropa

 
  • Se ha tenido que esperar 9 años para pasar de Fiesta de Interés Turístico Nacional a Internacional

Que el Corpus bejarano haya sido declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional es una magnífica noticia para Béjar, por supuesto, pero al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

Tal y como BÉJAR EN EUROPA publicó a través de sus redes sociales, el Corpus Christie de Béjar ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional. Y no ha tardado quien trata de hacerse un ‘Cristiano Ronaldo’, es decir, anotarse individualmente un tanto que ha sido políticamente de equipo; y eso no es justo.

El Corpus bejarano fue declarado Fiesta de Interés Turístico Regional en 1998 y Fiesta de Interés Turístico Nacional en 2010 con el socialista Cipriano González siendo alcalde de Béjar. Este último equipo de Gobierno del PP ya se encontró con el «marchamo de excelencia» para este evento cuando llegó al Ayuntamiento en 2011, gracias a las gestiones de todas las corporaciones anteriores.

Llama la atención que se haya tenido que esperar tanto tiempo para lograr este reconocimiento ‘de Internacional’. Uno de los requisitos para esta declaración es poseer la de Interés Turístico Nacional desde hace al menos 5 años. Ese título se tenía en 2010, y por tanto podría haberse conseguido la ‘internacionalidad’ a partir de 2015. Sin embargo, este equipo de Gobierno del PP ha dejado pasar 4 años más (9 años si contamos desde 2010) sin haber sido capaz de obtenerlo aunque su mismo partido político gobernaba la comunidad autónoma y España. Se ha mostrado manifiestamente incompetente para, durante todo ese tiempo, alcanzar la repercusión en al menos 10 actuaciones en uno o varios medios extranjeros, y para exponer la originalidad, diversidad y relevancia, de esta celebración en el exterior.

No se ha descubierto novedad alguna en estas última legislaturas. Los adornos y altares se llevan haciendo desde hace añares, y la posibilidad «de hacer representaciones escénicas en las que la ciudadanía tenga mayor participación» las apuntó González ya en 2010 (hace 9 años). Es más, el Corpus Christi sigue siendo un reclamo turístico para Béjar a pesar de Riñones que, ajeno a las posibilidades del siglo XXI, continúa con la nefasta elección en los servicios para promocionar esta festividad financiando a medios obsoletos y de repercusión muy limitada. Ha dejado en papel mojado la propuesta planteada en 2010 para convocar al Centro de Estudios Bejaranos, a representantes de la sociedad y del comercio local, en el diseño de acciones promocionales que incluyeran la fiesta en diferentes paquetes turísticos.

Expediente Corpus

Una vez concedida esta tan deseada distinción, por fin, alguien debería dar explicaciones por el torticero tratamiento hacia el informe. Hace menos de un mes, los bejaranos nos despertábamos con esta noticia: Perdido el expediente para declarar el Corpus bejarano como FIT Internacional. Difundida a través del gabinete de prensa y de las redes sociales municipales,  y achacando esta pérdida a un posible «error del Ministerio o de Correos».

Pues finalmente, y si esa indigna maniobra preelectoral hubiera sido cierta, no se explica cómo es posible que la Secretaría de Estado de Turismo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (PSOE) haya otorgado ese título honorífico justo antes de la celebración en 2019.

¿De verdad se perdió? ¿se perdió y se encontró? ¿se perdió y se volvió a enviar tramitándolo en tiempo récord? ¿dónde está la conclusión del «asunto que se iba a investigar»? ¿se ha investigado o se está tapando por alguna razón partidista? ¿quién fue el responsable de la pérdida si realmente fue así, o de difundir esa mentira si no se perdió?

Una vez más, este desmán político acabará en el ostracismo más absoluto porque los bejaranos lo permitimos. Que nos tomen por necios ignorantes no importa, lo perdonamos porque al fin tenemos la declaración.