35 desempleados más en el ECyL de Béjar

Redacción: @BejarEuropa

 
  • Los registrados ascienden a un total de 1.901

La pandemia sigue pasando factura en Béjar, a pesar del muro de contención de los ERTEs (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) cuyos trabajadores con computan «paro registrado», y continúa acrecentándose el desempleo. Durante el mes de mayo ha aumentado en 35 el número de registrados como demandantes de empleo en la oficina del ECyL de Béjar, ascendiendo a un total de 1.901 inscritos, y un incremento intermensual del 1,88%.

Tradicionalmente, en mayo descencía el paro, pero el Covid-19 ha roto esta tendencia estacional. Con estas cifras, se vuelve prácticamente los niveles de 2017.

En Salamanca:

El número total de personas en paro es de 26.632, 4.418 más que hace un año a la vez que las cotizaciones a la Seguridad Social se quedan en 115.227 que son 5.091 menos que hace también un año. Un simbólico incremento de cotizaciones a la Seguridad Social, con 8 nuevas altas, un incremento de 410 personas más en desempleo, hablan de la contención que está teniendo nuestro mercado de trabajo en Salamanca.

Respecto a los ERTES que se siguen solicitando y resolviendo, a fecha de ayer el número era de 4.475, de los que un 10% son ETOP, y el número de personas trabajadoras afectadas es de 20.956.

Desde CCOO:

«Seguimos defendiendo las políticas de protección del empleo y de la actividad económica de las empresas establecidas por el Gobierno del país, haciendo un llamamiento a la agilidad que debe exigirse tanto a las administraciones públicas para la resolución de las prestaciones por desempleo pendientes, así como para la gestión inmediata de las ayudas que están solicitando las empresas».

Desde UGT:

Se «valora la aprobación del Ingreso Mínimo Vital como instrumento absolutamente esencial para dar cobertura a las necesidades de las personas que se encuentran fuera del sistema de protección, exigiendo al Gobierno asimismo que dote a esta medida de una estrategia de inserción laboral, para conseguir una mayor empleabilidad a corto plazo. Por todo ello es fundamental que el Gobierno mantenga las medidas de protección, tanto las prestaciones ya existentes, como las extraordinarias, y un plan de reconstrucción para superar los efectos de la crisis del COVID en el empleo».