Conferencia de Javier Ramón Sánchez Martín en Salamanca sobre «Textiles inteligentes para un mundo más cómodo y seguro»

Redacción: @BejarEuropa

 
  • Impartida en la Universidad de la Experiencia por el catedrático de Ingeniería Textil de la ETSII de Béjar

El Programa Interuniversitario de la Experiencia, en su sede de Salamanca, organizó, en colaboración con el Ayuntamiento de Salamanca, la conferencia titulada “Textiles inteligentes para un mundo más cómodo y seguro”, impartida por Javier Ramón Sánchez Martín, catedrático de Ingeniería Textil de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de Béjar.

Conferencia interesantísima, por la novedad en el Programa, por la curiosidad y por los avances científicos que está experimentando el sector Textil.

En su exposición, el profesor Sánchez Martín, manifestó que éste sector, que fue uno de los motores de la Revolución Industrial, está viviendo una segunda época de esplendor con los tejidos más innovadores.

En la actualidad la situación, el desarrollo y perspectivas de esos nuevos tejidos están experimentando avances espectaculares, llegando a hablarse «prendas inteligentes» a las confeccionas con nuevos materiales, que se caracterizan por llevar incorporados determinados elementos o sistemas que les permiten responder con cierta autonomía a las necesidades del cuerpo en función de las características del entorno.

Las aplicaciones de estos nuevos tejidos cada día son más extensas, por lo que su uso se va generalizando cada vez más en el textil.

Entre los más significativos están las microfibras, que permiten fabricar tejidos de excepcional suavidad, transpirabilidad y ligereza, los elastanos (hilos elásticos) que han permitido fabricar prendas que moldean el cuerpo sin incomodar y hacen que especialmente las prendas ajustadas sean más fáciles de poner.

Hay una serie de tejidos que tienen reacciones por sí mismos a determinados estímulos, como las microcápsulas de cambio de fase para proteger del frío y del calor, otras microcápsulas que hacen cambiar de color según la luz, la humedad o la temperatura. Un caso muy llamativo por su aplicación práctica es el de los tejidos que protegen del frío.

Otros llevan microcápsulas de un producto dentro que, si hace calor, absorbe la energía haciendo que el cuerpo se refresque y, al revés, si hace frío, ceden la energía al cuerpo para que éste se caliente. El acto tuvo lugar en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Salamanca.