Dos investigados por caza furtiva en la Reserva Natural de Las Batuecas

  • Se intervino un rifle municionado, con silenciador y mira nocturna acoplados, y un visor térmico

Guardias Civiles del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Comandancia de Salamanca, mantienen de manera permanente un servicio de prevención y lucha contra la caza furtiva e irregular de especies cinegéticas en el entorno de la Reserva natural de las Batuecas.

Gracias a dichos servicios, agentes de servicio pudieron observar como un vehículo con dos varones accedía tras el ocaso al valle de las Batuecas, estableciendo de inmediato un operativo de vigilancia ante la suposición de que intentaran llevar a cabo caza furtiva.

Ante los movimientos que llevaron a cabo a posteriori, los Guardias Civiles actuantes decidieron de inmediato identificar a dichos ocupantes y fiscalizar los efectos que pudieran portar en el vehículo, de forma previa a que pudieran abatir algún ejemplar. Al proceder a la identificación de los sospechosos, dos varones residentes en Sevilla, los agentes observaron que las ventanillas de conductor y copiloto se encontraban bajadas, localizando en el interior del habitáculo un rifle con silenciador y una mira nocturna acoplada a la mira telescópica, oculta entre la ropa del copiloto una mira térmica para facilitar la detección de las piezas en la oscuridad, además de munición para el arma.

Ambos varones manifestaron carecer de licencia de caza, al revisar el arma, se observó que se encontraba municionada y en disposición de abrir fuego.

De igual manera se localizaron en el maletero dos mochilas con ropa de abrigo, gorros de lana y bufandas tubulares negras, además de pasamontañas de camuflaje y prismáticos.

Por todo ello se procedió a la incautación del arma y los efectos hallados, y a la investigación de ambos como supuestos autores de los delitos de caza furtiva (caza en el interior de un terreno cinegético sin autorización administrativa), y por la utilización de artes o medios legalmente prohibidos.

De manera paralela, Guardias Civiles del SEPRONA de la Alberca, identificaron en la misma reserva a dos varones residentes en Vizcaya, con un total de 12 ejemplares de Becada recientemente cazadas. Lo cual es una actuación irregular, al ser el límite de piezas para dicha especie de tres por persona y día. Por lo cual se procedió a la formalización de un acta de infracción a la normativa autonómica de protección de las especies cinegéticas, que fue remitida a la Autoridad competente.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad