FEVESA celebra el logro de conexión ferroviaria con Barcelona

Redacción: @BejarEuropa

 
  • FEVESA lleva años luchando para el restablecimiento de la comunicación con la Ciudad Condal y diversas localidades del recorrido.

 

  • La mejora de los horarios y la puntualidad y el establecimiento de nuevas conexiones directas siguen estando entre las reivindicaciones de FEVESA

El restablecimiento de la conexión ferroviaria entre Salamanca y Barcelona supone una enorme satisfacción tras una larga lucha para FEVESA.

Entre las reivindicaciones históricas de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Salamanca (FEVESA) una de las más importantes es la del ferrocarril, un servicio clave para los ciudadanos.

Cuando Salamanca perdió las conexiones con Zaragoza e Irún, en 2012, media docena de representantes de la Federación se encadenaron a las vías del tren para tratar de que no se eliminasen. Numerosas manifestaciones y recogidas de firmas siguieron a ese acto con el único objetivo de conseguir que Salamanca no quedase aislada.

Asimismo, FEVESA ha mantenido numerosas reuniones con el Ministerio y Renfe, con los distintos Gobiernos en cada momento, para que esta reivindicación no cayese en el olvido.

La Federación consiguió el compromiso del restablecimiento de la conexión una vez que se electrificaran las líneas, pero el 17 de diciembre de 2015 entró en servicio la que une Salamanca con Medina del Campo y no ha sido hasta ahora cuando se ha conseguido que desde finales de este mes se reanude el transporte directo desde Salamanca hasta Barcelona, con paradas en Medina del Campo, Valladolid, Burgos, Mirando de Ebro, Haro, Logroño, Calahorra, Castejón de Ebro, Tudela, Zaragoza, Lleida y Tarragona.

Ante esa primera victoria, FEVESA quiere hacer público su agradecimiento a todos los vecinos que han apoyado de una u otra forma esta reivindicación durante todo este tiempo. Del mismo modo, quiere compartir el mérito de este logro con todas las federaciones vecinales del Estado que se involucraron en esta reclamación.

No obstante, la lucha no ha terminado. Todavía los vecinos exigen mejoraras en la puntualidad en los trenes de Valladolid y Madrid; más y mejores horarios de las líneas existentes para poder desplazarse a la universidad y trabajar; así como el establecimiento de nuevas conexiones directas que faciliten la movilidad desde y hasta Salamanca.