El PSOE considera que el retraso en la apertura del nuevo hospital de Salamanca ha condicionado el poder afrontar en mejor situación la pandemia del COVID-19

Redacción: @BejarEuropa

 

El PSOE de Salamanca, a través de su secretaría y sectorial de sanidad en la Comisión Ejecutiva provincial de los socialistas salmantinos, y llegado el momento en el que parece vislumbrarse una salida a la crisis sanitaria que estamos padeciendo, que se ha cebado muy especialmente con Castilla y León en general, y Salamanca en particular, ha pedido aunar esfuerzos, trabajar de forma constructiva y leal, apoyando propuestas, y poniendo medidas sobre la mesa que aporten soluciones a la pandemia, tal y como han hecho  siempre los socialistas salmantinos.

María García, secretaria de sanidad del PSOE salmantino, ha lamentado el comportamiento partidista y ventajista, que han tenido y siguen teniendo los cargos públicos de los gobiernos tanto a nivel provincial, local como autonómico basado única y exclusivamente en “declaraciones y reproches poco serios, sin argumento alguno, de manera irresponsable y desleal, con el único objetivo de sacar rédito político de una tragedia sobrevenida que ha afectado a nivel mundial”.

La portavoz provincial en Sanidad, a través de un comunicado de prensa, ha recordado que la Junta de Castilla y León tiene desde el año 2001, casi veinte años, transferidas las competencias en materia de sanidad, “y que es el gobierno regional quien, desde esa fecha decide las cuantías del presupuesto que se destina a la salud y cómo y dónde se gastan esas partidas”.

En este mismo sentido, María García, se ha preguntado sobre la razones que han influido para que Salamanca en particular, y Castilla y León en general, hayan sido las zonas más golpeadas por la pandemia y donde el virus ha golpeado o tenido una de la peores incidencias de España, cuando la gestión y las medidas que se han decidido y puesto en marcha desde el Gobierno de España han sido las mismas e iguales para todos los territorios en función de las circunstancias que se iban produciendo en cada momento.

También se ha preguntado sobre si en la mayor incidencia y peores consecuencias de la pandemia a nivel provincial y autonómico no habrá tenido algo que ver la falta de capacidad, de reacción, de apoyo y cobertura a los profesionales sanitarios por parte de la Junta, y los recortes y el abandono al que ha sometido al sistema púbico de salud en Castilla y León los diferentes gobiernos autonómicos del Partido Popular.

En esta línea, cabría recordar también a los responsables sanitarios de la Comunidad, ha afirmado María García, que el retraso en la apertura del nuevo hospital de Salamanca, debería estar abierto y a pleno rendimiento desde el año 2013 tal y como se comprometió la Junta, hubiera supuesto una mayor y mejor manera, al menos mucho más efectiva, de enfrentarse a la pandemia y de paliar o atenuar las graves consecuencias que ha tenido y está teniendo en Salamanca.

No en vano, ha apuntado la responsable del área de sanidad del PSOE provincial, Salamanca ha sido el Complejo Asistencial de la región que más camas ha perdido, una media de 200 camas, a lo que hay que añadir la eliminación de más de 250 profesionales sanitarios. El propio vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha reconocido que Castilla y León no tienen suficientes camas, y no se encuentra en una buena situación ni con los indicadores precisos, para pasar de fase en el proceso de desescalada en el que nos encontramos.

Convendría recordar también, “para que nadie se avenga a engaños” ha afirmado la dirigente socialista salmantina, que la Junta de Castilla y León viene acumulando recortes en la sanidad pública por un valor de 600 millones de euros en los últimos diez años, y ha sido el Gobierno central el que ha destinado en un solo año, en un solo ejercicio, esa misma cuantía en materia sanitaria a la Comunidad, “la mayor aportación de un gobierno de España en la historia”, que procede de fondos como la inyección de 14.000 millones de euros en liquidez, de los 16.000 del fondo no reembolsable o de los 3.200 millones no ejecutados de los fondos Feder.

A juicio de García, los responsables políticos de la Comunidad tienen que asumir su responsabilidad y potenciar el Sistema Público de Salud de Castilla y León. Por eso, ha pedido a la Junta que invierta, que ponga recursos propios, que refuerce el personal sanitario, mejore sus condiciones laborales, recupere las camas hospitalarias suprimidas y refuerce al máximo la capacidad de la Atención Primaria y de sus profesionales como vía de control y prevención del virus para evitar los colapsos de los servicios de urgencias del Complejo Asistencial de Salamanca.

La labor de la Atención Primaria y sus profesionales es imprescindible y muy importante ahora en la gestión de la desescalada para evitar una segunda oleada de contagios, y atender a las personas enfermas en la primera etapa de la enfermedad.

María García ha instado a resolver también el colapso de los teléfonos en los Centros de Salud producido por la suspensión de la cita previa. Se hace necesario planificar adecuadamente para que, poco a poco, los Centros de Salud estén operativos y vuelvan a la normalidad con las medidas de seguridad y protección.

Es el momento de hacer política útil, y ahora más que nunca, el conjunto de los ciudadanos necesitan unidad de acción y disponibilidad para el acuerdo con el objetivo de poner fin a la crisis sanitaria y poder reconstruir económica y socialmente nuestra provincia y nuestra Comunidad Autónoma, tal y como ha dejado patente y ha demostrado el Secretario General del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca en el encuentro que ha mantenido con el presidente de la Junta Alfonso Fernández Mañueco, al igual que han demostrado los diferentes portavoces socialistas en la Diputación y el Ayuntamiento de Salamanca.

La portavoz en sanidad de los socialistas salmantinos insta tanto al gobierno regional, como al provincial en la Diputación y al local del Ayuntamiento de la capital salmantina, a abandonar la estrategia partidista que han aplicado desde que se declaró por parte de la OMS la pandemia para, ha afirmado “ocultar su falta de actuación, la ausencia de gestión, y las cero medidas puestas en marcha, en el ejercicio de sus competencias, para paliar y hacer frente a la crisis sanitaria. En definitiva, para tapar la parálisis que han mantenido hasta el día de hoy tanto la Comunidad, como la Diputación de Salamanca, y el Consistorio de la capital”.

Desde la Secretaria de Sanidad y su Sectorial en el PSOE de Salamanca, ha concluido María García, “los socialistas salmantinos seguirán trabajando con el compromiso de luchar y colaborar para garantizar en la provincia de Salamanca una Sanidad Pública Universal en su cobertura, con financiación y provisión pública, con garantías de equidad, y con un enfoque integral y de lucha frente a las desigualdades en salud y a favor de la cohesión territorial”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad