IMÁGENES y AUDIO | Mañueco considera en Guijuelo que la industria cárnica es una «baza ganadora» para crear empleo y asentar población

  • Ha comprometido una ayuda económica por valor de 68 millones de euros para apoyar la inversión agroalimentaria

Fernández Mañueco ha manifestado que la industria cárnica es una «baza ganadora» para crear empleo y asentar población. Mañueco ha recordado que esta industria Genera más de 11.000 puestos de trabajo en Castilla y León y representa casi 2.700 millones de euros.

En este sentido, Mañueco ha indicado que en la Comunidad se produce el 12,5% del volumen de carne en España y ha mostrado su satisfacción por su calidad. «Tenemos 23 figuras de calidad de carne y productos cárnicos en Castilla y León: El mayor número de toda España», ha subrayado el presidente de la Junta en la inauguración de la XX Feria de la Industria Cárnica que se celebra en Guijuelo, Salamanca.

Por este motivo, Mañueco ha calificado al sector cárnico como «clave» y ha recalcado que hay muchas razones para defender esta industria y ninguna para atacarla.

Fernández Mañueco ha puesto de manifestó su inquietud ante la elevada inflación y los costes energéticos «disparados». Sobre estas cuestiones, ha señalado que el sector cárnico necesita que todas las administraciones estén de su parte.

Por ello, ha comprometido la ayuda económica de la Junta de Castilla y león para apoyar la inversión agroalimentaria. Mañueco ha recordado que está a punto de resolverse una convocatoria de 27 millones de euros, y que ahora está abierta «la mayor convocatoria de la historia» por valor de 68 millones de euros.

Además, Mañueco ha asegurado que se van a destinar a la industria agroalimentaria 140 millones de euros en los próximos 5 años y que se van a mejorar las condiciones de financiación de los proyectos industriales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad