PP y Ciudadanos rechazan en las Cortes impulsar las infraestructuras sanitarias que Salamanca necesita

Redacción: @BejarEuropa

 
  • «Incumplimientos, retrasos vergonzosos justificados única y exclusivamente con excusas tras excusas»

Los Grupos parlamentarios de PP y Ciudadanos en las Cortes, incluidos los procuradores de ambas formaciones por la provincia de Salamanca, han votado en contra de una iniciativa presentada por el PSOE en el pleno celebrado esta semana en la Cámara autonómica, en la que se exigía a la Junta que cumpliera con el Plan de Inversiones Sociales Prioritarias 2016-2020, prometido por el Ejecutivo regional, y del que tan solo, a punto ya de expirar, se han ejecutado cinco de las 28 obras previstas. Cinco entre las que no se encuentran ninguna de las tres que la Junta incluyó en dicho Plan para Salamanca como eran el Centro de Salud del Barrio de Zurguén, el Consultorio médico en el municipio de Calzada de Valdunciel, en ambos casos no se ha puesto ni un solo ladrillo, y también la inauguración del nuevo hospital prevista para el segundo semestre del año en curso, tras trece años de retraso y que, como todo parece indicar, tampoco se va a producir.

La iniciativa socialista rechazada se complementaba y también contenía otra propuesta como era la petición de impulsar e incluir como urgentes y prioritarias dos actuaciones que el PSOE considera imprescindibles para mejorar la nefasta situación sanitaria de Salamanca como son, la construcción del Centro de Salud de Prosperidad en la capital charra, y un aumento de la UCI en el hospital Clínico Universitario en diez camas más, pasando de las 28 que tiene ahora a 38.

Cuestiones ambas que también fueron rechazadas por los procuradores populares y de la formación naranja incluidos los salmantinos.

Así lo han hecho público hoy en rueda de prensa los procuradores del PSOE por Salamanca, Fernando Pablos, Rosa Rubio, Juan Luis Cepa y Carmen García quienes han denunciando el nulo compromiso, tanto del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, como de los procuradores salmantinos de PP y de Ciudadanos para mejorar la calidad asistencial y la nefasta situación sanitaria de la provincia y que “llevan muchos años engañando a Salamanca, incumpliendo sus promesas, dilatando de manera vergonzosa infraestructuras sanitarias muy necesarias e imprescindibles, no moviendo un dedo ni haciendo ninguna gestión para evitarlo y diciendo y votando una cosa en las instituciones de Salamanca para hacer luego lo contrario en las Cortes, lo que constituye todo una estafa y un fraude a los salmantinos” han afirmado.

Los procuradores socialistas salmantinos han recordado la situación en que se encuentran los Centros de Salud del Zurguén y de Prosperidad comprometidos por la Junta para la capital salmantina. Ambos fueron planificados en el año 2009, y su construcción fue comprometida por el propio Mañueco en el 2011 en un plazo de tres años e incluso fueron presupuestados durante varios ejercicios económico sin que se haya puesto ni un solo ladrillo en ninguno de ellos. El primero, el del Zurguén, fue incluido en el Plan de Infraestructuras Sociales 2016-2020 sin que se haya vuelto a saber nada más de él, y el segundo, el de Prosperidad, la Junta y el Gobierno regional ya ha renunciado a su construcción tras gastar, “más bien despilfarrar” miles de euros el proyecto que ya estaba redactado y revisado.

En el caso del Consultorio en el municipio de Calzada de Valdunciel, también incluido en el Plan de Infraestructuras 2016-2020 difícil tienen, por no decir imposible, cumplir los plazos para su puesta en servicio puesto que las obras fueron adjudicadas el mes de agosto del año pasado con un plazo de ejecución de quince meses.

“Incumplimientos, retrasos vergonzosos justificados única y exclusivamente con excusas tras excusas” al que hay que añadir la inauguración del nuevo hospital que acumula ya una demora de más de trece años, y frente a los cuales, tanto el alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, como el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, han tomado la misma actitud y el mismo papel que los procuradores del PP y de Ciudadanos por Salamanca, “callar, otorgar y acatar de manera sumisa lo decretado por la Junta y su amigo y valedor el presidente Mañueco y no mover ni un solo dedo en la defensa de los intereses de Salamanca, ni reivindicar ni exigir nada a pesar de la nefasta situación por la que estamos pasando en cuestión sanitaria”.

En este sentido, el compromiso y las intenciones del PSOE, han afirmado los parlamentarios socialistas salmantinos, es seguir reivindicando la incorporación de estos dos centros de salud en Salamanca al Plan de Infraestructuras Sociales Prioritarias que se desarrollará a partir del año que viene como parte del acuerdo político autonómico firmado recientemente, y con el objetivo de que finalmente, “no cejaremos ni renunciaremos a ello” se proceda a su construcción y no se quede sobre el papel como ha ocurrido hasta ahora.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad