CONFAPACAL y FEDAMPA Salamanca exigen unidad y equidad en el cierre del curso escolar

Redacción: @BejarEuropa

 
A las puertas de comenzar un nuevo trimestre, seguimos sin conocer directrices que pauten su gestión.

La Administración educativa estatal y regional continúan con un discurso abierto, difuso y confuso, cargado de buenas palabras y vacío de instrucciones firmes. Instrucciones sobre qué debe hacer el profesorado, qué debe hacer el alumnado y con qué medios cuentan. Las instituciones que tienen la RESPONSABILIDAD de estructurar, coordinar y fijar los pasos a seguir, no la están asumiendo, dejando a la Comunidad Educativa desorientada y con incertidumbre.
Desde la Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado de Centros Públicos de CyL (CONFAPACAL) y FEDAMPA Salamanca, queremos dar voz a las familias, voz que no se va a mantener callada frente a un inmovilismo o unas decisiones que perjudiquen a nuestros hijos/as, tanto educativamente como emocionalmente.
Las propuestas del Consejo Escolar del Estado del 8 de abril y las conclusiones de la reunión del mismo día celebrada entre representantes de las comunidades autónomas y el secretario de Estado de Educación,  nos llevarían a un  escenario con  el avance en el currículo y la evaluación del mismo.
Esto nos anticipa realidades cargadas de incertidumbre:
– En el alumnado de Infantil y Primaria que aún no tienen autonomía de trabajo, necesita a su familia para continuar su aprendizaje. ¿La evaluación también valora la intervención del adulto? ¿Damos por hecho que esta dedicación es posible en todas las casas?
– En los alumnos/as de Secundaria ¿presuponemos una adolescencia cargada de ilusión, organización, compromiso y resolución por lo que no se producirá ningún conflicto familiar para realizar las tareas?¿Disponemos de todas las habilidades tecnológicas necesarias para ser totalmente autónomos?
– El currículo de Bachillerato, ¿perdió su complicación y su carga?. Parece que ahora los alumnos/as no deben tener mayor problema en terminar el temario desde casa gestionando sin dificultad la tensión de unos resultados en la EBAU. Si esta ha sido siempre desigual e injusta ¿ahora lo será menos? ¿Quién les garantizará la igualdad de condiciones si en otras ocasiones no lo han hecho?
– ¿Alguien se acuerda del alumnado de Colegios de Educación Especial, Formación Profesional y las Enseñanzas no Regladas?
– Sabemos que no todo el alumnado ni todo el profesorado tiene medios para desarrollar una formación a distancia. ¿Cómo gestionamos entonces la desigualdad ante menores sin recursos y con dificultades de aprendizaje?¿Qué avance curricular y evaluación justa tendrán ellos?
– ¿Podemos sustituir, sin más, la labor del profesorado de forma presencial por la actividad telemática?
Nuestra confederación no olvida las situaciones extremas familiares en las que se encuentran muchos de nuestros menores ante la enfermedad o muerte de seres queridos, falta de ingresos en casa, falta de espacio, vivencias de violencia doméstica, etc. ¿Lo hará la administración?
La finalización del segundo trimestre de forma telemática ha dejado ver las numerosas carencias, necesidades y desigualdades que nuestro alumnado se puede volver a encontrar en el cierre del curso.
Si desde la administración no se va a tener la valentía de tomar decisiones firmes y concretas que tengan en cuenta y atiendan POR ENCIMA DE TODO estas necesidades van a encontrar la oposición de las familias de la escuela pública de esta comunidad y de nuestra provincia.
Por ello CONFAPACAL y FEDAMPA Salamanca,  exige lo siguiente:
No avanzar temario. Se podrá retomar más adelante y de manera presencial.
– Utilizar la evaluación continua establecida en nuestra ley valorando el curso sin necesidad de poner una nota al periodo no presencial.
– Cambiar el currículo del tercer trimestre por un aprendizaje de herramientas que hagan al alumnado más competente, fuera del temario conceptual.
– Entender que el papel del profesorado con el alumnado es imprescindible como acompañamiento educativo y emocional, no como elemento de presión para la entrega de tareas.
– Especialmente para el alumnado que va a realizar la EBAU, que ésta se realice acorde al temario de los dos primeros trimestres, y se garantice, más que nunca, una prueba equitativa en todas las CCAA.
Las familias entendemos que al igual que en el ámbito de la salud y en el social se han aplicado medidas temporales y extraordinarias, a nivel educativo se debería actuar con el mismo criterio y acorde a la situación de la totalidad del alumnado, sin que nadie se pueda quedar atrás por la excepcionalidad de la situación que vivimos.
Si la Administración no nos acompaña, garantizando la UNIDAD Y EQUIDAD de la actual realidad educativa, unidos tomaremos decisiones que garanticen el bienestar de nuestros hijos/as.