El Atlético Guardés, con la bejarana Ángela Nieto, se lleva el derbi gallego en la Liga Guerreras Iberdrola

  • El equipo de Prades dejó en siete goles al Porriño en una primorosa media hora inicial (20-7)

El Atlético Guardés se impuso con claridad en el derbi gallego de la Liga Guerreras Iberdrola gracias a una primera parte excelsa, en la que rozó la perfección, con una imperial actuación defensiva -dejó al Conservas Orbe Porriño en siete goles- y una efectividad ofensiva que elevó su tanteador a los 20 goles. En la segunda, el cuadro visitante reaccionó, pero la entrada de Miriam Sempere y la amplia ventaja de la que gozaba el conjunto de Prades disiparon cualquier duda sobre una victoria cimentada en una primera media hora casi perfecta.

Enrabietadas. Convencidas. Concienciadas. Así salieron a la pista las jugadoras del Mecalia Atlético Guardés, incluso antes del bocinazo inicial. Las ganas de quitarse la espina de la Supercopa Galicia, combinadas con el subidón de moral de ganar el primer partido y, sobre todo, de volver a A Sangriña con su gente, impulsó a las pupilas de Prades a pasar por encima de las visitantes nada más comenzar. Tanto fue así, que Isma Martínez pidió tiempo muerto cuando no se habían alcanzado todavía los cuatro minutos de encuentro (4-1).

El decorado apenas cambió tras el prematuro parón. Solo Mica Casasola mantenía en el encuentro a las porriñesas. Y no por mucho tiempo porque Carratú le sacó dos lanzamientos de siete metros y otro más desde más allá de los nueve para tomar ventaja en el cara a cara argentino. Por lo demás, una neta superioridad del 6:0 local sobre el ataque visitante. En la otra portería, la pelota volaba. Y Arcos también. La de Petrer asume con pasmosa naturalidad el liderazgo ofensivo del equipo miñoto. Penetra, lanza, finta y pasa. Y junto a ella, la zurda de Pessoa, la dirección de Lima, la efectividad de Lore Pérez y Moreno desde los extremos y el incansable trabajo en la línea de Carla Gómez. Un todo.

Esa fluidez fue mayor todavía atrás. Tanto, que Porriño se quedó en apenas siete tantos en la primera mitad. Defensa, portería y contraataques. El paraíso balonmanístico de José Ignacio Prades. Así, gol a gol, el tanteador fue alcanzando guarismos muy importantes. Así hasta superar la barrera psicológica de los diez goles y alcanzar el descanso 13 arriba (20-7)

La primera parte fue simplemente perfecta. Pero lo malo de la perfección es que no queda nada más arriba. Si acaso, más abajo. El Guardés salió con un punto de relajación. Y el Porriño se lanzó al abismo. Un parcial de salida de 2-5 llevó cierta intranquilidad al pabellón, aunque la ventaja nunca llegó a bajar de los siete goles. Buena culpa de ello tuvo Míriam Sempere, que relevó a Carratú para mantener intacto el alto nivel en la portería. La alicantina sacó varios balones clave que tranquilizaron a sus compañeras. Poco a poco, el río volvió a su cauce. Aunque en realidad, siempre permaneció en él.

En los minutos finales, ya con todo decidido, la grada de A Sangriña pareció rugir con más fuerza. La juvenil Yaiza Alonso debutó -incluso pudo marcar si llega a acertar en un lanzamiento de penalti-. La nota negativa fue la retirada, con una visible cojera, de la visitante Aitana Santomé tras chocar con Arcos. Los dos puntos se quedaron en A Guarda en el derbi. Pleno de victorias del equipo de Prades y, más importante si cabe, la fiesta del balonmano gallego está de vuelta. Por muchos años.

FICHA TÉCNICA

Mecalia Atlético Guardés (20+12): Carratú (p.), Míriam Sempere (p.); Sandra Santiago (6), Nazaret Calzado (2), Lore Pérez (2), Ángela Nieto, Descalzo, Lima (3), Arcos (5), Carla Gómez (3), Sancha (1), Pessoa (3), Daniela Moreno (7), y Yaiza Alonso.

Conservas Orbe Rubensa Porriño (7+15): Fatima Ayelén (p.), Estela Carrera (p.); Bono, Casasola (8), Alicia Campo, Tavares, Aitana Santomé (3), Arima, Anthía Espiñeira (2), Maider Barros (1), Sarai Samartín, Haridian (3), Sandra Fernández, Thais Fermo (3) y Carme Castro (1).

Parciales cada 5 minutos: 5-2, 9-4, 13-5, 16-5, 18-5, 20-7 (descanso); 21-10, 23-13, 24-16, 27-18, 31-20, 32-20, 32-22.

Árbitros: José Carlos Friera y Jesús Álvarez (Asturias). Descalificó por triple exclusión a la local Gabriela Pessoa (min. 36). Excluyeron dos minutos a la jugadora local Lima y a las visitantes Thais Fermo (2) y Sarai Samartín.

Incidencias: Partido de la segunda jornada de la Liga Guerreras Iberdrola disputado en el Pabellón de A Sangriña.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad