La Cámara Oscura retoma su actividad con aforo limitado

  • Se abrirá los fines de semana con 8 sesiones cada día y un aforo máximo de 7 personas

Las puertas de la Cámara Oscura se vuelven a abrir al público a partir del 22 de mayo, tras varios meses de cierre debido a la pandemia del coronavirus y su gran limitación de aforo.

Los días de apertura serán todos los sábados y domingos, realizándose 8 sesiones cada día, con el siguiente horario: 10:35, 11:05, 11:35, 12:05, 12:35, 13:05, 13:35 y 14:05 horas.

Cada pase durará entre 15 y 20 minutos con un aforo máximo de 7 personas. Desde la Concejalía de Museos se recomienda estar 5 ó 10 minutos antes de cada sesión.

La Cámara Oscura de Béjar está ubicada en una de las atalayas más altas del Palacio Ducal, en la que probablemente es la parte más antigua del edificio. La cámara consta de una apertura en la parte superior del chapitel de la torre y de un sistema óptico con espejo y juego de lentes a través de los cuales se proyectan de manera cenital y sobre una “pantalla” cóncava las escenas que tienen lugar en el exterior.

La situación privilegiada de esta atalaya permite una visión en tiempo real de 360º sobre el casco histórico de Béjar, las iglesias de Santa María y el Salvador, el valle del río Cuero de Hombre con sus edificios fabriles, así como una impresionante visión de toda la naturaleza circundante.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad