La judería de Béjar definitivamente emplazada en Barrio Nuevo

  • Gracias al trabajo de investigación de Gonzalo J. Escudero Manzano titulado ‘Judería de Béjar: Despejando incógnitas’
  • El trabajo aporta una visión reactualizada de la judería bejarana, contextualizándola en el panorama internacional y nacional

| CARMEN CASCÓN MATAS |

El Museo Judío “David Melul” fue el lugar elegido por el Centro de Estudios Bejaranos para presentar el resultado de la investigación “Judería de Béjar: despejando incógnitas”. Como bien recordó la presidenta del CEB, Josefa Montero García, el proyecto propuesto por el ayuntamiento de Béjar, de la mano de la entonces alcaldesa Elena Martín Vázquez, consistía en que nuestro Centro gestionara la presentación de proyectos, redacción de bases, selección y seguimiento del proceso de una beca concedida a un joven investigador menor de 35 años que se centrase en el estudio de la antigua judería bejarana. La firma del convenio, que tuvo lugar en diciembre de 2020, suponía el pistoletazo de salida de una colaboración cuyos resultados se pusieron presentar al público justo un año después de que a Gonzalo J. Escudero Manzano se le comunicase que su proyecto era el escogido para ponerse en marcha. El historiador vasco con residencia en Cáceres, medievalista licenciado por la Universidad de Salamanca y doctor por la Complutense de Madrid, no había tenido contacto con Béjar y es sorprendente la solvencia con la que maneja lugares, topónimos, fuentes y bibliografía específica con nuestra localidad. Durante un corto tiempo de seis meses y una prórroga de un treinta días más, tal y como estipulaban las bases, ha sido capaz de sacar adelante un excelente estudio, como bien resumió la presidenta en su intervención.

Por su parte, el alcalde de Béjar, Antonio Cámara López, autor del prólogo, dio las gracias al Centro de Estudios Bejaranos por la gestión de la beca de investigación, una idea que partió de la anterior alcaldesa, Elena Martín Vázquez, y que veía la luz en 2022, un tiempo récord para este tipo de casos. Además, felicitó a Gonzalo Escudero Manzano por su trabajo, plasmado en un libro asequible para cualquier lector, ameno a la par que riguroso y animó encarecidamente su lectura. Añadió que es importante conocer el pasado para proyectarlo en el presente y hacia el futuro, aclarando que este trabajo de investigación servirá para emplazar correctamente la judería bejarana y organizar itinerarios turísticos por la zona. Asimismo señaló que la beca otorgada a Gonzalo Escudero Manzano demuestra a la juventud la importancia de no abandonar los estudios y continuar por la senda académica.

Por último, tomó la palabra el autor agradeciendo tanto al Centro de Estudios Bejaranos como al Ayuntamiento de Béjar tan loable iniciativa y a la Comisión de expertos que escogió su proyecto para desarrollar esta beca de investigación, así como la ayuda prestada por todos ellos. Durante su explicación desgranó las principales claves del libro que se presentaba y de los resultados de su estudio, haciendo hincapié en que no existía una monografía al respecto del tema pero sí capítulos de libros y artículos que situaban la judería bejarana en Barrio Nuevo. Citó los nombres de historiadores locales que habían desbrozado hace cien años los procelosos caminos de la historiografía tales como Juan Muñoz García y las revisiones actuales de Gonzalo Santonja Gómez-Agero, José Muñoz Domínguez, Antonio Avilés Amat o Marciano Martín Manuel. En cuanto a su aportación, realizando un recorrido por la documentación existente en diversos archivos y por la historiografía, aporta una visión reactualizada de la judería bejarana, contextualizándola en el panorama internacional y nacional, viajando de lo general a lo concreto, y situando las casas judías en el callejero de la ciudad.

En la presentación estuvo presente también la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Béjar, Ana Vicente Peralejo, y otros miembros del Centro. El libro contiene 164 páginas, divididas en cinco capítulos con imágenes a color en su anexo gráfico. Se incluyen varios apéndices con transcripciones de documentos, una memoria gráfica, tablas y callejeros. Se han editado 200 ejemplares ya a la venta a un precio de 12€. El libro estará a la venta en Béjar, Salamanca y Hervás, además de peticiones a través del correo electrónico del Centro. La junta rectora está preparando una futura presentación en Salamanca.

Desde el Centro de Estudios Bejaranos agradecemos la confianza puesta en nosotros por el Ayuntamiento de Béjar y esperamos que sea el inicio de una andadura investigadora que no concluya con este proyecto. Damos la enhorabuena por tan excelente trabajo y disposición a Gonzalo Escudero Manzano, y agradecemos las fotografías que ilustran este libro a Julián Mateos Lozano, Juan Antonio Frías Corsino y Antonio Sánchez Sánchez. También a Óscar Rivadeneyra Prieto por el diseño del cartel, las bases y el logo alusivo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad