La Junta rebaja la alerta pandémica en la provincia de Salamanca a Nivel 3

Redacción: @BejarEuropa

 
  • Gracias a la actual evolución epidemiológica y asistencial registrada

  • Entrará en vigor a las 00.00 horas del 15 de diciembre

La Junta de Castilla y León ha aprobado hoy, en Consejo de Gobierno celebrado de forma telemática, un acuerdo referido al paso a Nivel 3 de alerta por la COVID-19 de la provincia de Salamanca, decisión que ha sido posible gracias a la actual evolución epidemiológica y asistencial registrada de la misma. Esta medida entrará en vigor a las 00.00 de este martes, 15 de diciembre.

La vigencia de esta nueva calificación se mantendrá mientras subsistan las condiciones de riesgo sanitario por infección de COVID-19 que justifican esta calificación como Nivel 3, en el que es importante recordar que sigue existiendo un riesgo alto, con transmisión comunitaria no controlada y sostenida, que excede las capacidades de respuesta del sistema sanitario.

Las intervenciones preventivas que caracterizan a la aplicación del Nivel 3 de alerta sanitaria se centran, con carácter general, en limitaciones de aforos para los distintos sectores sociales y de actividad y en restricciones en el número máximo de personas que pueden realizar una actividad.

De forma más concreta y sectorializada, las medidas se pueden consultar en el acuerdo 76/2020, de 3 de noviembre, de la Junta, por el que se establecen niveles de alerta sanitaria y se aprueba el Plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 en la Comunidad de Castilla y León (ACUERDO 76/2020, de 3 de noviembre, de la Junta de Castilla y León).

Buena evolución en la ciudad de Burgos

Por otra parte, si la buena evolución epidemiológica que está demostrando la ciudad de Burgos se mantiene, el próximo Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, aprobará la eliminación de las medidas extraordinarias y adicionales al nivel 4 que siguen vigentes en este municipio. De tal forma que el próximo viernes 18, y siempre que los datos de incidencia lo permitan, se permitiría la apertura condicionada de la hostelería y de la restauración; de los grandes establecimientos comerciales y de comercios de más de 2.500 metros cuadrados; la reapertura al público de instalaciones deportivas convencionales y centros deportivos para la realización de actividad física que no sea al aire libre, con público en aquellos casos en los que esté permitido; y supondría el fin de las restricciones extraordinarias en establecimientos hosteleros y en locales y salones de juego y apuestas.

En el caso del sector hostelero y restaurador se permitirá el consumo interior aunque no de pie ni en barra, con un máximo de un tercio del aforo del establecimiento; asimismo se limita la ocupación de mesas o agrupaciones de mesas a seis personas y la distancia mínima de esas mesas o de sus agrupaciones se establece en dos metros en el interior y de 1,5 en terrazas, con una ocupación máxima en éstas del 75 %.

En nivel 4 implica que el aforo de los grandes establecimientos comerciales, definidos en el artículo 15 del texto refundido de la Ley de Comercio de Castilla y León, será de un tercio máximo y su horario, el establecido por el Real Decreto 926/2020 referido a la declaración del Estado de Alarma.

Por su parte, la reapertura de instalaciones y centros deportivos está condicionada a un tercio de sus aforos, al uso de la mascarilla y el desarrollo de deportes sin contacto físico, con las excepciones de deportistas profesionales y de alto nivel o rendimiento.

En todo caso y en relación con éstas y otras regulaciones debidas a la evolución epidemiológica, asistencia, social, económica, de la movilidad, etc., de la pandemia en la Comunidad, tiene una enorme relevancia recordar que se mantienen en plena vigencia otros mandatos de ámbito individual, tales como el toque de queda entre las diez de la noche y las seis de la mañana, el uso obligatorio de mascarillas, la limitación de las reuniones familiares y sociales a un máximo de seis personas, la distancia interpersonal de seguridad y los cierres perimetrales de la Comunidad y en territorios provinciales concretos castellanos y leoneses.

De igual manera se solicita a la ciudadanía que sea responsable en el cumplimiento de todas las medidas vigentes y de los aforos establecidos en los espacios públicos. En este sentido, la Junta agradece el esfuerzo de todos los sectores afectados por cumplir con todas las medidas de prevención sanitarias. De este modo, la Junta de Castilla y León, valora positivamente la llamada a la responsabilidad llevada a cabo por los hosteleros de la ciudad de Burgos en su primer fin de semana con terrazas abiertas, solicitando a los ciudadanos el cumplimiento de los aforos como garantía para poder continuar en la senda de la recuperación.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad