La PDSP califica la apertura de la hospitalización en Béjar como «improvisada, chapuza vergonzosa y ruin»

  • «Los urgenciólogos acuerdan (todos menos 1 ó 2) no hacer ingresos porque los pacientes no tienen PCR hecha»
  • Convocada una nueva concentración el 28 de abril, a las 11:30 horas, frente a las puertas de hospital

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública (PDSP) en Béjar ha denunciado «que, después de un año no tienen un proyecto, ni ganas de hacerlo porque simplemente nunca estuvo en sus planes reabrir las urgencias hospitalarias 24 horas y mucho menos la planta de hospitalización», calificando esta apertura anunciada por el SACyL como de «improvisada, chapuza vergonzosa y ruin».

Marisa Díaz, portavoz de la PDSP, ha explicado así la situación:

La jugada perfecta: La JCYL da visto bueno a urgencias hospitalarias 24 horas y hospitalización de pacientes. La Gerencia del complejo hospitalario ejecuta la orden. La dirección médica lo hace posible. La dirección de urgencias se rebota y divide a sus profesionales y la coordinación de urgencias decide hacer rotación de urgenciólogos descontentos, que a su vez protestan y acuerdan (todos menos 1 ó 2) no hacer ingresos porque los pacientes no tienen PCR hecha y en caso de buscar solución a este problema (que la hay), argumentan que no tienen obligación de atender los ingresos (y ciertamente así es) porque no son internistas (pese a que tres médicos urgenciólogos, y algunos más, llevan haciéndolo durante más de 30 años).
Se contrata personal (con el dinero de nuestros impuestos) para la planta de hospitalización que, muy a su pesar, está de brazos cruzados 24 horas al día esperando pacientes que no llegan.
Ni siquiera se había previsto cómo dar de comer a esos pacientes (por algo será).
La Consejera se lava las manos (hábito recomendable en plena pandemia), la gerencia se desentiende (es de listos hacerse los tontos de vez en cuando), la dirección médica no sabe/no contesta, y los urgenciólogos (la inmensa mayoría, no todos) en vez de hacer valer sus derechos ante quien corresponda, se enzarzan en una guerra absurda contra los vecinos de Béjar y comarca que lo único que han hecho ha sido exigir sus derechos de forma civilizada durante más de un año.

Resultado: Unos meses después la Junta se sale con la suya y nos hace ver que, pese a cumplir su promesa, el hospital de Béjar no es viable y estamos mejor atendidos en Salamanca (centralizando servicios).
Conclusión: Siempre perdemos los mismos.
Reacción: Esta vez no han contado con que no hay enemigos pequeños y rendirse no es una opción. Concentración día 28 de abril, a las 11:30 horas, frente a las puertas de hospital.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad