Los casos activos de Covid-19 son 74 en la Zona de Salud de Béjar

Redacción: @BejarEuropa

 
  • Ante un problema en el stock de reactivos para PCR, la Junta garantiza el correcto seguimiento del Covid-19 en Salamanca

La Junta de Castilla y León ha informado de un caso activo más de Covid-19 en la Zona de Salud de Béjar.  Actualmente la cifra se sitúa en 74 casos activos, con datos similares a finales de mayo cuando aún se mantenía el Estado de Alarma y se estaba en pleno confinamiento.

La Consejería de Sanidad, por tercer día consecutivo, no ha reportado ningún positivo más por las pruebas PCR. Continúan siendo 160 de 1.401 pruebas realizadas. De igual manera, el área se mantiene en color naranja con 12 positivos (uno menos que ayer) por cada 10.000 tarjetas sanitarias en la última semana con la recomendación de restringir al máximo el contacto social, evitar reuniones de más de 10 personas y limitar al máximo la exposición en lugares cerrados.

Afortunadamente, tampoco se ha registrado ningún fallecido más por Covid-19 en la Zona de Salud de Béjar (confirmados y compatibles con la enfermedad), contabilizándose 55 fallecimientos desde el 1 de marzo de 2020.

La Junta refleja cierta estabilidad en las cifras oficiales, significando un índice acumulado por tercer día de 687 contagiados desde el 29 de febrero, y significan el 4,26% de las tarjetas sanitarias.

Ante un problema en el stock de reactivos para PCR, la Junta garantiza el correcto seguimiento del Covid-19 en Salamanca

Las PCR (siglas en inglés de “Reacción en Cadena de la Polimerasa”) son un tipo de pruebas de diagnóstico que se llevan realizando durante años en diferentes crisis de salud pública relacionadas con enfermedades infecciosas para identificar los positivos del virus. Se están utilizando desde el comienzo de la pandemia de la COVID-19, y aún siguen como principal medida de detección.

En el servicio de Microbiología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca se analizan las tomas de PCR de dos formas diferentes: una semiautomática, llevada a cabo por los técnicos, con diferentes máquinas, y una automatizada, con un robot. Por la primera se pueden realizar 350-400 análisis al día, mientras que en el robot se pueden llegar a hacer hasta 1100. Ante la falta de reactivos del fabricante, por una rotura de stock a nivel internacional, durante unos días hubo retrasos en la gestión de los resultados por no poder usarlo a pleno rendimiento.

En cualquier caso, se están siguiendo las instrucciones del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España del documento Estrategia de Detección precoz, vigilancia y control de Covid-19, de fecha 11 de agosto de 2020, en donde textualmente dice en el punto B.2., página 8: “Se recomienda la realización de PCR a los contactos estrechos con el objetivo principal de detectar precozmente casos positivos”; y, más adelante, “se podrá priorizar la realización de esta prueba a personas vulnerables, personas que atienden a personas vulnerables, convivientes o personal sanitario de centros sanitarios o sociosanitarios o esencial o a quien considere la CCAA en su estrategia”.

Aunque es sólo una recomendación, en toda Castilla y León se está realizando dicha PCR a todos los contactos estrechos. Solamente en la semana anterior, debido a la ya comentada incidencia en el estocaje de los reactivos por parte de Roche -la marca que lo fabrica y suministra- se ha tenido que priorizar, nunca suspender, las PCR a los contactos estrechos, de manera transitoria y temporal. Pese a ello, el número de PCR realizadas en Salamanca se ha mantenido prácticamente igual, en torno a 600-700 diarias.

Se ha llevado a cabo una priorización de PCR, pero se han seguido realizando todas a personas vulnerables, convivientes, personal sanitario y sociosanitario, pacientes hospitalarios, etc. En ningún momento se ha limitado las PCR a estos colectivos, sino al contrario, se han convertido en prioridad absoluta. Con los contactos estrechos, según el citado protocolo, no se ha cambiado la actitud, ya que tienen que mantener aislamiento obligatorio los primeros 14 días.

Además, ante esta situación y con el objetivo de normalizar los tiempos de respuesta, se han tomado varias medidas en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca: Continuar con las pruebas con los aparatos semiautomáticos; reactivar el convenio con la Universidad de Salamanca (USAL), comenzando de nuevo a analizar PCR en sus laboratorios a la mayor brevedad; seguir recibiendo reactivos para el robot, aunque todavía llegan de forma limitada; gestionar un nuevo robot, de otra marca, que llegará en los próximos días y que tiene otro suministro de reactivos diferentes. Además, durante este período ante el exceso de demanda, se está contando con el apoyo del Complejo Asistencial de Segovia, al igual que ocurre con otros hospitales de la comunidad, porque SACYL trabaja en red. Todo ello con el objetivo de retomar y poder mantener los tiempos de respuesta, ya que la detección precoz de todos los casos compatibles con COVID-19 es uno de los puntos clave para controlar la transmisión.