CxByC amplía sus fundamentos para la anunciada querella contra Riñones (PP)

Redacción: @BejarEuropa

 
  • «Por presunta prevaricación» sobre los informes de seguimiento del Plan de Vigilancia Ambiental en La Covatilla

Tal y como ya adelantó BÉJAR EN EUROPA el pasado 9 de marzo, accionistas de la extinta Gecobesa registraron una Reclamación Patrimonial contra Alejo Riñones Rico (PP) por unas supuestas «actuaciones injustas y arbitrarias que condujeron a la solicitud de concurso de acreedores y posterior liquidación de la sociedad».

De igual manera, el 26 de abril, este digital publicó el anuncio por parte de CxByC (Ciudadanos por Béjar y Comarca)  de la presentación, cuando pase el Estado de Alarma, de un querella contra Riñones (PP) por «presunta prevaricación una vez constatada la omisión consciente del obligado cumplimiento de las medidas previstas en la D.I.A. que afecta a la estación de esquí Sierra de Béjar – La Covatilla, de titularidad y gestión municipal».

En esta ocasión, el partido localista (brazo político de la anterior gestora privada de La Covatilla) ha hecho público que «hace apenas una semana, con fecha 29 de mayo de 2020, el Comisionado de Transparencia de Castilla y León resolvió, por unanimidad de sus miembros, estimar la reclamación presentada a principios de febrero de 2019, siendo alcalde Alejo Riñones, frente a la denegación de información pública, solicitada por CxByC».

Para dar cumplimiento a esa resolución, el Comisionado indica que «el Ayuntamiento de Béjar debe resolver expresamente la solicitud de información pública presentada, comunicando, en su caso, la inexistencia de los informes anuales sobre el desarrollo del Programa de Vigilancia Ambiental correspondientes a la estación de esquí `Sierra de Béjar-La Covatilla´».

Para CxByC, «esta resolución abunda en lo ya resuelto con fecha de 24 de abril de 2020, por la Oficina del Procurador del Común, ante la correspondiente reclamación, por parte de esta formación política, acerca del mismo asunto: El incumplimiento reiterado por parte del Ayuntamiento de Béjar, desde que se hizo cargo de la estación de esquí (siendo Alejo Riñones alcalde, director general de las instalaciones y supervisor a pie de obra) de una obligación legal, como queda acreditado en ambas resoluciones».

«Además, esta última Resolución expresa, textualmente, que, ante la inexistencia de la información de que se trate, es posible derivar otro tipo de acciones ajenas al derecho de acceso a la información pública y el presupuesto del ejercicio de otros derechos por parte del ciudadano. De esta manera, se refuerza nuestra decisión de presentar, una vez pasado el Estado de Alarma, querella contra el exalcalde y actualmente concejal, Alejo Riñones Rico, por presunta prevaricación, solicitando inhabilitación por un periodo de nueve años a fin de evitar que sus acciones negligentes y abuso de derecho sigan provocando la sangría de miles de euros al ayuntamiento; a partir de la omisión consciente del obligado cumplimiento de las medidas previstas en la D.I.A. que afecta a la estación de esquí `Sierra de Béjar-La Covatilla´, de titularidad y gestión municipal», aseguran.

Desde CxByC reiteran «nuestra confianza en que, a partir de las pruebas documentales aportadas por el Servicio Territorial de Medio Ambiente, el informe del Procurador del Común y los fundamentos que motivan esta última Resolución; la fiscalía se pronuncie en defensa de la Ley y el Derecho en todo lo que afecta a las garantías que afectan a todos los ciudadanos».

«Esta es una secuela más de la gestión municipal presidida durante varias legislaturas por Alejo Riñones. Otra patata caliente, heredada por la actual corporación, que tendrá que afrontar, como si tuviera pocos quebraderos de cabeza, el problema y sus posibles consecuencias económicas. Aún así, los actuales responsables de esa instalación deberán demostrar que se ha recuperado el Plan de Vigilancia Ambiental y, como procede, abrir un expediente para delimitar las posibles responsabilidades».