Desarticulado un grupo que realizaba robos en explotaciones agrícolas y ganaderas en el sur de Salamanca

  • La Guardia Civil ha detenido a 15 personas tras una laboriosa investigación que ha durado más de dos años

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de Cáceres, han desmantelado un activo grupo criminal, llevando a cabo la detención de 15 personas como presuntas integrantes del mismo. Tras más de dos años de investigación y la práctica de dos registros domiciliarios, llevados a cabo el pasado día 13 de septiembre, los agentes han podido recuperar más de 300 efectos de procedencia, supuestamente ilícita, habiendo esclarecido, hasta el momento, 60 delitos contra el patrimonio cometidos en la provincia de Cáceres y la zona sur de la de Salamanca.

LOS HECHOS

Las denuncias presentadas por diferentes delitos contra el patrimonio (hurtos y robos),cometidos desde mediados de 2019 en distintas zonas de la provincia de Cáceres y el sur de la provincia de Salamanca, llevaron a la Guardia Civil de la Comandancia de Cáceres a abrir varias líneas de investigación, intensificando la actividad operativa de los Equipos ROCA de Cáceres y Plasencia, así como del Equipo Territorial de Policía Judicial de esta última localidad.

El conjunto de información obtenida en esta primera fase de la investigación, condujo a la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de Cáceres a establecer una serie de patrones conductuales y un modus operandi que, finalmente, han desembocado en la apertura de la denominada “Operación PENTATEUCO” por parte del Equipo Territorial de Policía Judicial de Plasencia (Cáceres).

Desarrollo de la investigación:

Varias unidades de la Guardia Civil de la Comandancia de Cáceres, han trabajado, desde mediados del año 2019, en la práctica de pesquisas para el esclarecimiento de los hurtos y robos que durante este tiempo se han venido cometiendo en distintas zonas de la provincia de Cáceres y el sur de la de Salamanca.

El análisis que la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Comandancia de Cáceres y el Equipo Territorial de Policía Judicial de Plasencia (Cáceres) han efectuado del conjunto de la información obtenida, permitió detectar la existencia de un grupo criminal, integrado por un importante número de personas que, afincado en el norte de la provincia cacereña, delinquía regularmente en las provincias de Cáceres y Salamanca, hipótesis ésta afianzada tras el intercambio de información realizado con la Comandancia de esta localidad.

Comenzó así, a principios del mes de noviembre del año 2020, la que ha sido denominada como “Operación PENTATEUCO”.

Significativo para el avance de la Operación fue la comisión de varios robos en explotaciones ganaderas del término municipal de Santiago del Campo (Cáceres), donde tras un análisis pormenorizado de los datos recabados, se identificó a un integrante de la organización, a quien pudo situarse en otro robo, cometido en menos de una semana, a más de 100 kilómetros del primer hecho.

Poco después, tres nuevos delitos se cometieron en la localidad de Oliva de Plasencia (Cáceres), observándose en ellos un similar modus operandi, y en uno de los cuales, sus autores, se vieron sorprendidos al atascarse en el barro el vehículo que utilizaban, que, además, había sido sustraído días antes en los robos cometidos en Santiago del Campo (Cáceres), viéndose obligados a abandonarlo junto a un remolque que trataban de sustraer en esos momentos.

Sin embargo, la rápida actuación de las patrullas de Seguridad Ciudadana permitió identificar a los ocupantes de un turismo que se encontraba en las proximidades y en cuyo registro pudo ser incautada una herramienta compatible con estos robos.

Durante el mes de enero de 2021, en una misma noche, se perpetraron otros cinco delitos de robo en varias explotaciones agrícolas y ganaderas de la localidad cacereña de Alagón del Río. Tras investigar estos hechos se consiguió averiguar que un integrante de la organización había alquilado un furgón de gran tamaño, averiguando que el recorrido realizado por él ese día coincidía plenamente con los hechos y tramos horarios de la comisión de los delitos.

En otro momento, ese mismo furgón de alquiler fue detectado en Plasencia (Cáceres) por componentes de una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico, dándose a la fuga tras percatarse de las señales de parada efectuadas por los agentes, sin embargo, consiguieron finalmente interceptar al vehículo identificando a sus ocupantes y denunciando las infracciones observadas. Posteriormente, se señalará a uno de ellos como componente del grupo investigado.

Prosiguiendo con sus actividades ilícitas, fechas después perpetraron una nueva serie de robos, en esta ocasión en la provincia de Salamanca, poniendo así de manifiesto la gran movilidad e infraestructura que poseía el grupo. Especialmente relevante fue el robo cometido en la localidad de Valdelacasa (Salamanca), el pasado día 2 de agosto de 2021, en el que sustrajeron un vehículo todoterreno cargado de trofeos de caza, esculturas de elevado valor y pieles de animales, todo ello valorado en más de 25.000 euros.

Fase de explotación:

El cúmulo de indicios y pruebas obtenidas por los investigadores condujo, el pasado día 13 de septiembre, a la práctica simultánea de dos diligencias de entrada y registro domiciliarios, autorizadas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº1 de Plasencia (Cáceres), tras las que pudieron ser intervenidos más de 300 efectos de procedencia ilícita, destacando entre ellos una escopeta del calibre 12 con su número de serie borrado y un arma corta (pistola del calibre 22) inutilizada.

En uno de los domicilios las condiciones de vida eran deplorables, debido al estado de las habitaciones en las que vivían los diferentes moradores y el estado general de la vivienda. Este mismo domicilio se abastecía, de forma ilícita, de la energía eléctrica proveniente del cableado exterior de la vía pública, constituyendo ello un supuesto delito de defraudación de fluido eléctrico.

Por el contrario, el otro domicilio era una vivienda ubicada en una finca de importantes dimensiones, dotadas de medidas electrónicas de vigilancia, lo que ponía de manifiesto la profesionalidad de los investigados y la profusión de las medidas de seguridad que adoptaban.

Efectos intervenidos

Entre ellos se encuentra gran cantidad de material agrícola y profesional (motosierras, máquinas cortacésped, desbrozadoras, grupos electrógenos y variada herramienta manual), menaje del hogar, electrodomésticos, comida, monturas de caballo, bicicletas o incluso ganado (ovejas) y animales protegidos, como erizos, etc. Es de destacar que, en su mayoría, se encontraban tal cual fueron sustraídos, permaneciendo ocultos en distintos lugares de las dos parcelas registradas, a la espera de darles el destino que estimasen, supuestamente su venta.

Además de la recuperación de estos animales y objetos, la fase de explotación de la operación ha permitido la detención de 15 personas, por su presunta participación en los hechos investigados, habiendo conseguido con ello desarticular una activa banda criminal que centraba su actividad, especialmente, en explotaciones ganaderas, agrícolas y casas aisladas.

A los detenidos se les imputan delitos continuados de robo con fuerza y hurto, robo y hurto de uso de vehículos, pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública (en su modalidad de tráfico de drogas), tenencia ilícita de armas, defraudación de fluido eléctrico y contra la flora y fauna.

Tras la instrucción de las correspondientes diligencias policiales, los detenidos fueron puestos a disposición del titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº2 de los de Plasencia (Cáceres).

Con la detención de las 15 personas, la Guardia Civil considera desarticulada una banda criminal, especialmente activa, cuyos integrantes serían los presuntos autores de numerosos ilícitos penales entre los que se encuentran delitos contra el patrimonio, pertenencia a grupo criminal, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico.

Hasta el momento, y tras la identificación de objetos por parte de las personas perjudicadas, se han esclarecido 60 delitos contra el patrimonio, aunque se prevé que sean muchos más dado que, actualmente, el Equipo Territorial de Policía Judicial de Plasencia (Cáceres), continúa con la citación de posibles víctimas de los delitos investigados para hacerles entrega de los objetosrecuperados.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad