Editorial 486 | De auténtica vergüenza pública

Redacción: @BejarEuropa

 
  • Si ni siquiera se molestan en buscar alternativas ¿qué hacen ahí?

Todos hemos visto la masacre realizada a menos de 20 metros de viviendas habitadas, sin previo aviso a los vecinos, matando presas indefensas, rematándolas a cuchillos, y con el dantesco espectáculo de perros mordiéndolas hasta acabar con su vida.

Ante la normal consternación producida por esa auténtica salvajada reprobada incluso por los propios cazadores de Béjar, y para más vergüenza ajena, el Ayuntamiento ha emitido un comunicado tratando de justificar tal atrocidad.

Vayamos por partes:

  • «La población de ciervos ha alcanzado un número que hacía insostenible su estancia en el Bien de Interés Cultural de la Finca Renacentista “El Bosque”. Obviamente este número elevado de ciervos ha sido alcanzado con el transcurso de los años, por lo que el Ayuntamiento desde hace más de 2 años comenzó a plantearse la necesidad de realizar un control población por daños a los Bienes Naturales y Patrimoniales que estos ciervos realizaban en las plantas e instalaciones de El Bosque, llegando en algún momento a aparecer ahogados estos animales en el estanque de la Finca».

Es decir, LOS PROPIOS RESPONSABLES CONFIESAN HABER SIDO INCAPACES DE HABER TOMADO MEDIDAS HABIÉNDOSELAS PLANTADO HACE 2 AÑOS Y SIENDO PLENAMENTE CONOCEDORES DE LA PROBLEMÁTICA DURANTE TODO ESE TIEMPO. Si es cierto que aparecieron animales ahogados, ¿dónde está la denuncia correspondiente en el Seprona? ¿dónde se destruyeron los cadáveres? ¿durante esos dos años no sabían cómo salvaguardar las plantaciones más peculiares de El Bosque? ¿en serio? A nosotros no nos ha costado mucho encontrar una alternativa, sólo un par de clicks:

Si no conocen este sistema para proteger plantaciones, o no tienen quien les asesore, o ni siquiera se molestan en buscar alternativas ¿qué hacen ahí?

  • «Se ha tenido en cuenta también el propio estado de los ciervos, tal y como acredita un certificado veterinario en el que indica que gran cantidad de animales, cuya cifra real se desconoce, presentaban síntomas compatibles con la sarna, además de un exceso de población que por motivos obvios estaría afectada por una endogamia, ya que no existía cruce con ejemplares de otras poblaciones».

El supuesto certificado indica «gran cantidad de animales, cuya cifra real se desconoce». SI SE DESCONOCE LA CIFRA REAL DE AFECTADOS, ¿QUIÉN HA SELECCIONADO A LOS ANIMALES QUE DEBÍAN SER SACRIFICADOS, LA REHALA, LA EMPRESA, EL VETERINARIO O FUE POR SORTEO? ¿quién hacía el control sanitario del Núcleo Zoológico? ¿Qué número de crotales eran los previstos en la ‘encasta’? ¿Qué empresa ‘especializada’ ha sido contratada y cuánto nos ha costado?

Si, como dicen, sabían que los animales «presentaban síntomas compatibles con la sarna», ¿quiere esto decir que SE HA PERMITIDO QUE ANIMALES ENFERMOS PUDIESEN TRANSMITIR ENFERMEDADES A OTROS ANIMALES DEL ENTORNO Y A LOS PROPIOS VISITANTES DE LA FINCA RENACENTISTA?

Y otra pregunta no menos importante: Si, como dicen, los animales «presentaban síntomas compatibles con la sarna» y han sido cazados por perros, ¿los perros no se podrían haber contagiado de sarna, y estos a los presuntos cazadores “especializados”?

Si estaban enfermos, se supone que esa carne no puede ser consumida y debería ser destruida. Entonces, ¿por qué salió de El Bosque un camión frigorífico de una empresa cárnica?

  • «A la vista de todos estos antecedentes, a fin de salvaguardar el Bien de Interés Cultural de “El Bosque” y de mantener la población de ciervos dentro de unos límites sanitarios adecuados y previa autorización del Servicio Territorial de Medio Ambiente, el Ayuntamiento de Béjar a través de una empresa dedicada a esta actividad, procedió al control poblacional realizado el 14 de enero de 2019».
    «Este control ha sido la única solución que podía tomar el Ayuntamiento, ya que los animales carecen de cualquier control sanitario y por diversos motivos relacionados con múltiples aspectos no podían ser puestos en libertad por la zona».

Sí, habéis leído bien. Dicen textualmente: «Los animales carecen de cualquier control sanitario», aunque cuando interesa aparece un supuesto certificado veterinario para sacrificarlos. ¿Qué hay de la normativa de Control Sanitario? ¿Qué método solicitaron al Servicio Territorial: Encaste, batida o espera? Porque selección hubo más bien poquita o ninguna. ¿Cuántos cazadores se autorizaron? ¿Eran de la zona? ¿Quién los seleccionó? ¿Cuántos perros estaban autorizados? ¿Qué veterinario dirigió la actuación? ¿Quién se ha llevado la carne y los trofeos, para qué fin y cuánto ha pagado?

Eso de «la única solución», ¿no os suena demasiado a «la solución final»?

Ese comunicado municipal da muchos más argumentos, si no fueran ya suficiente simplemente con la masacre realizada, para exigir la inmediata dimisión de los responsables políticos. ¡DIMISIÓN YA!

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola