GRÁFICOS y AUDIO | Béjar registra el mes de abril con menos inscritos en la Oficina del ECyL de la última década

  • Notable descenso del paro después de tres meses consecutivos de aumento
  • De los 6.825 contratos celebrados en Salamanca, el 42,74% fueron indefinidos

Tras un primer trimestre de 2022 en constante aumento del paro en Béjar, la Oficina del ECyL ubicada en la ciudad textil ha registrado un notable descenso en el número de demandantes de empleo durante el mes de abril. De esta manera, se han registrado 50 desempleados menos y se contabilizan un total de 1.456 con una bajada del 3.32% en la relación intermensual.

Tal y como se observa en el gráfico principal, es el mes de abril con menos inscritos en la Oficina del ECyL de Béjar de la última década, tal y como se puede observar en el siguiente gráfico donde se observa la evolución interanual desde 2013, e incluso mejorando los niveles previos a la pandemia de 2019.

En Salamanca:

El número de parados en la provincia de Salamanca desciende en 499 personas (20.062) y la afiliación a la Seguridad Social sube en 413 (122.474).  De los 6.825 contratos celebrados en el mes de abril, el 42,74% son contratos indefinidos.

Desde CCOO:

«Seguimos insistiendo en la conveniencia de mejorar las prestaciones económicas necesarias, incluidas las ayudas económicas y a través de la prestación de servicios de todo tipo, que siguen siendo insuficientes y en cifras desgraciadamente estancadas. Insistimos en la necesidad de seguir alcanzando acuerdos dentro del marco del diálogo social, para mejorar las condiciones sociales, laborales y económicas para la clase trabajadora en el transcurso de este año 2022».

Desde UGT:

«Nos preocupan las subidas salariales en los distintos convenios de nuestra provincia. Con niveles de inflación que rondan el 9% de estas subidas están alrededor del 1,5% con la pérdida de poder adquisitivo que esto supone a las trabajadoras y trabajadores. Una vez más, desde UGT constatamos que la recuperación económica no será posible, ni justa, si los trabajadores vuelven a ser quienes pierden poder adquisitivo como pasó en el año 2021 en detrimento de los beneficios empresariales que se mantienen o incluso aumentan».

Desde la Junta de Castilla y León:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad