Salamanca | Trató de llevarse un móvil en un establecimiento

  • Al saltar la alarma, tiró el teléfono y huyó siendo interceptado en el interior de la tienda

Agentes de la Policía Nacional han detenido en el día de ayer a un joven de unos 23 años de edad, que pretendía llevarse un teléfono móvil valorado en más de 1.000 euros de un establecimiento comercial.

Los hechos ocurrieron sobre las 14:30 horas en un establecimiento de la Avenida Agustinos Recoletos de esta ciudad, al cual fueron comisionados funcionarios de esta Comisaría, ya que según llamada recibida el vigilante de seguridad tenía retenido a un varón que había intentado llevarse un teléfono móvil.

Una vez en el lugar los funcionarios, se entrevistan con el vigilante de seguridad y les comunica que el varón que tiene retenido estaba en la zona de telefonía manipulando uno de los teléfonos del expositor, al cual le había cortado el cable antihurtos con unas tijeras que también había cogido del establecimiento. Al comenzar a sonar la alarma y percatarse de su presencia ha tirado en una de las estanterías el teléfono y ha huido del lugar, siendo interceptado y retenido.

El teléfono que pretendía llevarse está valorado en 1.109 euros, y el valor de las tijeras son 5 euros.

Ante los hechos expuesto el varón es identificado y detenido procediendo a su traslado a dependencias policiales para la realización de los trámites oportunos.

Una vez finalizado el atestado tramitado el detenido es puesto a disposición del Juzgado de Guardia de esta ciudad, al cual se remite todo lo actuado dando cuenta de los hechos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad