AUDIO | Concentración de alcaldes socialistas ante la Delegación Territorial de la Junta «por una vacunación justa y en defensa del mundo rural»

Redacción: @BejarEuropa

 
  • «En el fondo es un desprecio profundo a los consultorios locales y al servicio que prestan en los municipios»

Tal y como adelantó BÉJAR EN EUROPA, alcaldes y concejales socialistas de Salamanca mostraron ante la Junta su indignación por la «desastrosa y caótica campaña de vacunación»

En la concentración, bajo el lema «Por una vacunación justa y en defensa del mundo rural», se dio lectura a un manifiesto:

La Junta de Castilla y León, a través de su Delegado Territorial y los Gerentes provinciales de Salud y Atención Primaria, ha contestado afirmativamente en dos ocasiones a la petición que venimos realizando hace ya más de dos meses: vacunar contra la Covid-19 en los consultorios locales de cada municipio a los mayores de 80 años, así como a las personas con discapacidad o dependencia que tengan dificultades de movilidad. La Junta asumió este compromiso por escrito el pasado 24 de febrero. Después, ante nuestra indignación por su incumplimiento, se reafirmaron en su compromiso el 15 de marzo, esta vez en tono solemne, en presencia de alcaldes de distinto signo político que representábamos el sentir de la provincia; lo hicieron mostrando incluso perplejidad, supuestamente extrañados al comprobar el incumplimiento de lo que habían prometido.
Hoy sabemos que esa perplejidad era fingida y sus compromisos, mentira. Ha pasado el tiempo y seguimos viendo la estampa de las personas más vulnerables de nuestros pueblos, comenzando por muchos que superan con creces los 90 años o personas con discapacidad severa, sometidos a una presión que no merecen: trayectos que podrían evitarse; colas durante horas de pie, en muchos casos con bastones, muletas e incluso andadores; aguantando dolor, frío, lluvia, sol…
Tenemos centenares de estas situaciones en imágenes como grupos de nonagenarios con bastones y muletas a 25 km de su casa, personas con edades por encima de los ochenta años esperando 3 horas y media para entrar en un pabellón fuera de su pueblo, o las colas de centenares de metros que todos estamos viendo estos días a las puertas de instalaciones donde se ha masificado la vacunación.
La JCyL, los jefes del proceso, no nos han engañado sólo a nosotros, representantes de los territorios rurales de la provincia han mentido y despreciado a los vecinos y vecinas del medio rural salmantino. Al mismo tiempo, hacen patente su abandono del principal recurso que tiene nuestra sanidad rural como son los consultorios locales y su personal sanitario.
Aún resulta más sangrante la aceptación explícita de su mentira. Tratan de justificarse diciendo que si las personas mayores o con discapacidad se desplazan a consulta especializada a Salamanca, también podrán desplazarse para vacunarse, un argumento populista y carente de respeto teniendo en cuenta que estamos hablando de un servicio colectivo y programado que, con una buena planificación, podría prestarse en sus pueblos. Por otra parte, ni siquiera han dispuesto un transporte para quien lo necesite algo que sí están obligados a proporcionar en los desplazamientos a consulta. De hecho, hay alcaldes que no están aquí porque están trasladando en sus coches particulares por turnos a vecinos que viven solos, sus hijos o familiares están fuera de la Comunidad o, simplemente, no tienen medio de transporte ni pueden usarlo aunque lo tuvieran.
Se esfuerzan también en decir que los consultorios no están preparados, pero son muchos los sanitarios que nos confirman que, con una buena planificación, los consultorios locales, con sus profesionales y una adecuada dotación material, son el lugar óptimo para vacunar a sus usuarios, especialmente a los más vulnerables. De hecho, así se está haciendo en otras provincias con pueblos equiparables a los nuestros. Más bien parece que en el fondo de este despropósito está el evidente abandono a que la JCyL viene sometiendo a los consultorios rurales, en un proceso de desamortización y cierre cada día más evidente.
En definitiva, independientemente del desastre organizativo que estamos presenciando, con nuestros paisanos absolutamente desorientados y a menudo desvalidos, con la inseguridad que causa un mapa de centros de vacunación caprichoso…, más allá de todo eso, lo que hay en el fondo es un desprecio profundo a los consultorios locales y al servicio que prestan en los municipios, además de un nuevo signo del abandono que sufrimos quienes poblamos el medio rural, principalmente los colectivos que más apoyo y cuidado necesitan.

Así pues, quien miente, más aún, quien lo hace de manera reincidente, tiene nombres: Junta de Castilla y León, Gobierno regional bipartito de PP y C´s, Alfonso Fernández Mañueco, Francisco Igea, Verónica Casado, Diputación de Salamanca y su presidente Javier Iglesias. Nuestra petición hoy es un clamor y, aunque gran parte del mal ya está hecho, estamos dispuestos a olvidar la mentira con tal de que solucionen el problema ya:

¡SRES. Y SRAS. DE LA JCYL EN SALAMANCA, GESTORES SANITARIOS PROVINCIALES, UTILICEN LAS INFRAESTRUCTURAS SANITARIAS DE LA PROVINCIA, EVITEN SITUACIONES DE PRESIÓN Y SUFRIMIENTO A LOS MÁS VULNERABLES, VACUNEN A LAS PERSONAS MAYORES, CON DISCAPACIDAD O DEPENDENCIA DE NUESTRO MEDIO RURAL EN SUS CONSULTORIOS LOCALES!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad