VÍDEO | El varapalo judicial heredado de Riñones (PP) significa el 10% del presupuesto destinado a las ayudas por la pandemia

Redacción: @BejarEuropa

 
  • El recurso a la condena por los 80.000 euros se presentó justo 5 meses antes de las elecciones

Tal y como dio a conocer BÉJAR EN EUROPA el 23 de junio, se ha hecho público un nuevo varapalo judicial derivado de la gestión de Alejo Riñones (PP) al frente del Ayuntamiento de Béjar que podría significar un desembolso para las arcas municipales de entre 80.000 y 100.000 euros.

La actual alcaldesa, Elena Martín Vázquez (PSOE), hizo un extracto cronológico de los hechos explicando que el suceso se inició a finales de la gestión de Riñones (PP) en 2007, se llegó a un acuerdo de indemnización durante el mandato de Cipriano González (PP), y con la vuelta de Riñones (PP) «se decide prescindir de la permuta acordada a cambio de que el Ayuntamiento comprara el edificio. Compra que no se llevó a cabo. Entre medias de todo esto, ese edificio se cae y a partir de ahí, como el Ayuntamiento no lo quiere comprar, se inicia un litigio».

«A partir de ahí, desde 2014, ha habido un camino judicial largo y se ha acudido en 3 ocasiones al Consejo Consultivo de Castilla y León». «En diciembre del año 2018, a cinco meses de las elecciones municipales, llega la sentencia condenatoria que obliga al Ayuntamiento a pagar la indemnización de 43.000 euros más los intereses, que van a estar en torno a los 30.000 euros, además de las costas de todo el procedimiento judicial», indicó.

Para Martín Vázquez está claro que, a cinco meses de las elecciones municipales, Riñones decidió interponer otro recurso para no «decir que hay que pagar esos 80.000 euros por una cabezonada suya». Este hecho «es una huída hacia adelante sabiendo que te van a seguir condenando, pero a lo mejor ya no estás tú y condenan a otro como así ha sido el caso. Un año y medio después de aquella sentencia llega la ratificación en los mismos términos, pero ahora tenemos 18 meses más de intereses».

A juicio del equipo de Gobierno, «este tipo de actitudes por parte del señor Riñones, es un disparar con pólvora ajena, jugando con el dinero de todos los ciudadanos. Seguro que si fuera a título personal se pensaría mucho más si interponía recurso o pagaba ya mismo».

Dado que el proyecto de Presupuestos Municipales se consensuó con los demás grupos políticos supeditando la acometida de las inversiones acordadas a la situación generada por la pandemia «de en torno a un millón de euros para destinar en 4 capítulos de ayudas (empleo, servicios sociales, comercio y turismo), tenemos que quitar un 10% para pagar una sanción que heredamos de la cabezonería, la prepotencia y la soberbia del señor Riñones en su etapa de gobierno a cinco meses de las elecciones».

Martín Vázquez anunció que la sentencia no va a ser recurrida por indicación de los técnicos municipales.