ICOMOS pide la paralización de la obra en La Huerta de ‘El Bosque’ y un nuevo proyecto

  • San Gil y PDBB esperan la marcha atrás en la ejecución de este y otros proyectos no menos agresivos contra el BIC

La prestigiosa institución de defensa del patrimonio ICOMOS (International Council on Monuments and Sites, Comité español) ha contestado a la denuncia del Grupo San Gil y de la PDBB (Plataforma en Defensa de El Bosque de Béjar) sobre «el nefasto proyecto del arquitecto Sierra Morillo en La Huerta de ‘El Bosque, dando la razón a ambas asociaciones y pidiendo la inmediata paralización de las obras y la redacción de un nuevo proyecto».

En un extenso informe de 22 páginas, ICOMOS hace una descripción del BIC, destacando que es la única villa renacentista que se conserva íntegra en España y describiendo los hitos históricos desde su fundación hasta la compra por parte del Estado a los últimos propietarios, así como los problemas aparecidos en los últimos años, lo que llevó a Hispania Nostra a incluirlo en la Lista Roja del patrimonio amenazado.

Problemáticas rehabilitaciones: 

− En el sistema hidráulico: La fuente de la Sábana no funciona y el dique del estanque mayor, recientemente construido, tiene fugas que comprometen su estabilidad y la pervivencia de especies del jardín, por exceso de aporte hídrico.

− Intervenciones desafortunadas de ajardinamiento en el entorno del estanque, tanto en su disposición formal como en las especies introducidas (algunas de ellas exóticas).

Inadecuada protección del BIC y de su entorno de protección:

− La Junta de Castilla y León no ha tramitado ni establecido el entorno de protección de El Bosque ni de la regadera

− El PGOU de Béjar ni siquiera lo menciona y no establece limitaciones por la protección del BIC y así se han levantado varios bloques de pisos sobre la cerca de la villa.

− El Ayuntamiento ha construido recientemente en la Puerta de la Justa una desafortunada plaza para el acceso al Jardín Histórico, con una explanada de cemento y granito, farolas descomunales y bancos de fundición.»

Análisis del proyecto de Valeriano Sierra Morillo: 

“De lo expuesto en los párrafos anteriores queda manifiestamente claro que no se han tenido en consideración, cuando menos, las fuentes documentales y bibliográficas, así como un método de estudio comparativo y, en mayor medida los mínimos criterios que rigen la restauración de un jardín histórico de esta importancia.

El proyecto propone cubrir la terraza con césped, cambiando el uso de algunas de las zonas verdes (descanso y esparcimiento) e introduciendo nuevas plantaciones. También introduce nuevas perspectivas y miradores, nuevos pavimentos, «juguetes» hidráulicos nuevos de acero cortén, cambio de función de los elementos hidráulicos de riego a «contemplación de camino del agua», nuevas cascadas y pasos-puente con losas de granito, nuevos sistemas de riego (aspersión y goteo), emparrillados metálicos, etc. La introducción de estos elementos y plantaciones que no están justificadas ni se corresponden con lo históricamente documentado para una huerta ornamental de origen renacentista dentro de un jardín histórico-BIC.

El proyecto carece de toda referencia histórica y documental, y ni siquiera se cita una bibliografía consultada. Tan solo se aportan como documentación gráfica histórica el Fragmento de la Vista de Béjar (Ventura Lirios, 1726) y el vuelo fotogramétrico americano de 1957. Debiera tenerse en consideración la abundante documentación de todo tipo existente.“

Recomendaciones: 

  1. “Con carácter inminente y urgente se recomienda la paralización cautelar de las obras iniciadas que se están llevando a cabo según el Proyecto de Acondicionamiento de la “Huerta de Abajo” de El Bosque de Béjar, redactado por el arquitecto D. Valeriano Sierra Morillo y siendo el promotor la Junta de Castilla y León.
  2. Se insta a tener una reunión con todos los implicados (denunciantes, administraciones – Ayuntamiento de Béjar y Dirección General de Patrimonio- y expertos en jardines históricos y restauración de jardines históricos) para llegar a un entendimiento. En este sentido cabe manifestar la disposición de ICOMOS – España como órgano consultor o mediador. Se debe garantizar la transparencia de todos los implicados y procesos ya que se trata de actuar sobre un Bien de Interés Cultural público.
  3. Se podría llegar al acuerdo, quizás, de proseguir las obras para no retrasar la necesaria restauración de las estructuras de piedra (muros perimetrales, tramos de escalera, rampa lateral y componentes del sistema hidráulico), pero no realizar la introducción de diseños y elementos nuevos (césped, pavimentos de lajas, artefactos de acero, etc.). Mientras se realizan estas obras de restauración de estructuras, se podría con la ayuda de los expertos que han realizado ya varios informes al respecto redactar un nuevo proyecto para que la intervención en la Huerta y en el sistema hidráulico sea adecuada y rigurosa sobre este BIC.
  4. Se insiste en el cumplimiento de lo especificado en el Plan Director de El Bosque de Béjar y su Entorno, especialmente en las acciones no llevadas a cabo para lo que se propone elaborar un programa de Intervenciones (obras que todavía quedan pendientes de realizar, puesta en valor, usos compatibles y participación ciudadana), acompañado de asignación presupuestaria anual y plazos concretos para su ejecución. Se debe dar solución a problemas como la falta de mantenimiento, las intervenciones fallidas en el estanque, los inadecuados ajardinamientos, las intervenciones inadecuadas realizadas en la puerta de acceso, las sustracciones de agua por ganaderos, etc.
  5. Es imprescindible la creación del Consejo Asesor de El Bosque con la composición indicada en el Plan Director, en el que se especifica la presencia de representantes de la Administración junto con un arquitecto independiente, un experto en jardines históricos y un representante del Grupo Cultural San Gil, para asegurar la correcta toma de decisiones sobre el BIC y la unidad de criterio en las distintas intervenciones sobre el mismo.
  6. Por su parte ICOMOS-España será informado y estará pendiente del correcto proceso.”

Como conclusión para el Grupo Cultural San Gil y la PDBB, «queda claro que las razones por las que se pidieron la retirada del proyecto, y el desistimiento en su ejecución, eran correctas. También queda claro que las administraciones con competencias en el asunto debían obrar de otra forma, dejándose asesorar por quienes llevan tiempo ofreciendo su conocimiento para la adecuada recuperación de El Bosque. Esperamos que estas administraciones den marcha atrás en la ejecución de este y otros proyectos no menos agresivos contra el BIC, algunos ya aprobados, y entre todos podamos enderezar el rumbo por el bien de esta villa de recreo única en España».

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad