Cámara de Comercio, y sindicatos mayoritarios con representación en Béjar, valoran las nuevas medidas sobre las actividades no esenciales

Redacción: @BejarEuropa

 

Las empresas no podrán despedir por causa de fuerza mayor ni por causas económicas, organizativas, técnicas y de producción que se deriven de la crisis sanitaria y mientras esté vigente el Estado de Alarma en España, incluidas sus posibles prórrogas, según consta en el Real Decreto-Ley de medidas complementarias en el ámbito laboral para paliar los efectos del Covidien-19 publicado este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Cámara de Comercio

La Cámara de Comercio de Béjar se suma a la exigencia, hecha al Gobierno por parte del Consejo de Cámaras de Comercio de Castilla y León, para «que sea más flexible con las empresas y autónomos ante el cese de actividades, pues en el día de hoy resulta inviable que en su mayoría puedan adaptarse al parón obligatorio ante una medida imprevista».

«No cabe duda de que a mayores restricciones en los sectores productivos más perjudicada se va a ver la actividad económica y, por ende, nos veremos abocados a una crisis con mayores dificultades para sobreponernos», aseguran.

Desde el órgano regional se apela «a la responsabilidad del conjunto de las Administraciones para adaptar el aplazamiento del pago de impuestos trimestrales y retenciones a los primeros trimestres del año a empresas y autónomos afectados y para las grandes empresas el aplazamiento de estos impuestos sin coste adicional y el adelanto de las devoluciones de los mismos a las empresas afectadas por el coronavirus».

Sindicatos (CCOO y UGT)

Por su parte, los sindicatos CCOO y UGT apoyan el anuncio del presidente del Gobierno de que todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa desde el 30 de marzo hasta el 9 de abril con un permiso retribuido, porque responde a la recomendación de los expertos para frenar la propagación del coronavirus.

Ambas organizaciones insisten en que las personas que trabajan en actividades esenciales deben contar con todas las medidas de protección necesarias para garantizar su seguridad y su salud.

CCOO y UGT valoran que el Gobierno apruebe un permiso retribuido para este periodo y se ponen a disposición para negociar la recuperación de esas horas, bajo el precepto de que es fundamental salvar el empleo y salvar las empresas. Asimismo continuarán trabajando para solventar todas las dudas y conflictos que puedan surgir en el cumplimiento de este decreto. «Esperamos que la ampliación del confinamiento sirva para frenar el contagio y reducir la presión al sistema sanitario, para que éste pueda sea más eficaz en su labor de intentar sanar a las personas enfermas. Confiamos también en que las consecuencias positivas de esta medidas y este esfuerzo colectivo se vean pronto», concluyen.